Es una cata que he esperado con ganas, por ser de mi tierra de proveniencia.

Podgorie in Franta

Sobre Rumanía en general, se conocen muy pocas cosas: las divagaciones literarias sobre Dracula (Vlad Tepes) de Bram Stoker, Ceausescu – el dictador comunista, los impresionantes y bonitos bosques vírgenes de los Carpatos y poco mas. Pero Rumanía es mucho mas que todo eso: es cultura europea, tradición y muy buena gente. Rumanía es cada vez mas apreciada por sus vinos y su cultura gastronómica. Es una joya por descubrir.

Después de aburrir a mis compañeros con historia y geografía de Rumanía, les presente las 8 regiones vitivinícolas:

– La meseta de Transilvania

-Las Colinas de Moldavia

-Muntenia y Oltenia

-Las Colinas de Banat

-Crisana y Maramures

-Las Colinas de Dobrogea

-Las Terrazas del Danubio

-Los Arenales y otros terrenos fértiles del sur del país. Imagen1 mapa viti

Las variedades de uva presentadas son variedades autóctonas que no se cultivan en ningún otro lugar del mundo y que en su mayoría son monoicas (auto estériles). Nos hemos centrado sobre todo en las variedades de los cuales se han elaborado los vinos de la cata. Variedades tintas: Feteasca Neagra, Babeasca Neagra y Negru de Dragasani. Variedades blancas: Mustoasa de Maderat, Sarba y Grasa de Cotnari. Variedad rosada: Busuioaca de Bohotin.

Para los que quieren ver las variedades de uva y muchas mas cosas sobre el vino de Rumanía, las puede encontrar en la presentación de mi cata.

En Rumanía el nombre de los vinos coincide casi siempre con el nombre de la variedad, sobre todo si son vinos con renombre y mas antiguos. En la actualidad, las nuevas bodegas ponen distintos nombres a sus vinos, como se hace en otros países.

Y por fin lo mas esperado : probar los vinos. Reconozco que mi curiosidad era todavía mayor que la de mis compañeros, pues de los 7 vinos solo había probado dos y de eso ya hace mucho tiempo. Estructuramos la cata en tres categorías por ser vinos distintos: vinos blancos(2), vinos tintos(3) y vinos dulces(2). Se trataba de conocer vinos de nuevas variedades de uva y no tanto de buscar un ganador.

Primera categoría: – Vinos blancos

    1. Mustoasa de Maderat – Wine Princess (colección)

Bodega Balla Geza, D.O.C. Minis, Arad

2014, 12% vol.

Precio: 6 euros

Vino de color amarillo pajizo, brillante. En nariz destaca el olor a almendra amarga, panadería (levaduras) y flores blancas -en parado. A agitar la copa se vuelve mas floral y con olores a dulce, a miel. En boca tiene una entrada fácil,  es equilibrado y con bastante cuerpo, meloso y muy refrescante con recuerdos cítricos. Ha sorprendido gratamente por ser un vino refrescante y fácil de beber.

 

 

Livia- sarba     2. Livia – variedad: Sarba

Bodega Garboiu, D.O.C. Cotesti, Vrancea

2014, 13% vol.

Precio: 4 euros.

Vino con un bonito color amarillo verdoso y muy brillante. Un olor muy complejo de rosas (terpenos y geraniol), melocotón y moscatel. Entrada fácil en boca, poca acidez, glicérico con mucho cuerpo y un amargor final agradable, duradero.

.

.

 

Segunda categoría: Vinos tintos

Cotnari Domenii      3. Feteasca Neagra – colección: Cotnari Domenii

Bodega Cotnari, D.O.C.-C.T. (vendimia tardía), Cotnari, Iasi

2012, 13,5% vol.

Precio: 7,80 euros.

Color rubí con reflejos purpura, bastante evolucionado ( el que mas de los tres tintos). Con olor a ciruelas pasas, moras, Coca-Cola, ahumados que están evolucionando hacia chocolate negro, regaliz y algo de coco. En boca es un vino bastante soso, con poca acidez y un amargor bastante temprano como de cerezas amargas.

.

 

 

Arezan    4. Babeasca Neagra – colección: Arezan

Bodega M1 Atelier, D.O.C. Murfatlar

2013, 13,5% vol.

Precio: 10 euros

Color rojo rubí. Olor terroso, a tierra húmeda (a musgo), ahumados, balsámicos, chocolate negro. En boca tiene una entrada fácil, es equilibrado, con mucha fruta (sensación frutosa muy larga) y especiado.

.

 

 

Prince Stirbey    5. Negru de Dragasani

Bodega Prince Stirbey, Prundeni, Valcea

I.G. Dealurile Moldovei ( Las Colinas de Moldavia)

2013, 14,5% vol.

Precio: 13,40 euros.

Color rojo intenso con reflejos azules, bien guardado (poco evolucionado). Olor a alcanfor, alquitrán y derivados de petróleo, lácteos (yogur), muchas especies y balsámicos. Intenso y muy largo en boca, equilibrado, con mucho cuerpo, acidez media y tanino herbáceo que da un amargor persistente, pero agradable.

 

 

Tercera categoría: Vinos dulces

Grasa de Cotnari

6. Grasa de Cotnari

Bodega Cotnari, Iasi

D.O.C.-C.I.B. ( vendimiado con podredumbre noble)

Sospecho que es del año 2013, pero ha ser vino de podredumbre noble, no es obligatorio poner el año.

11,5% vol. Precio: 4,78 euros.

Color amarillo claro. El olor es muy poco intenso. En boca tiene sabores cítricos, no es empalagoso y resulta refrescante con bastante acidez y algo de sabor a miel.

.

 

Busuioaca de Bohotin

7. Busuioaca de Bohotin

Bodega Casa de Vinos Husi, Vaslui

I.G. Dealurile Husilor (Las Colinas de Husi)

2014, 11% vol.

Precio: 5 euros.

Color rosado, tirando a piel de cebolla. Un olor con toques petro-químicos (gasóleo, petróleo) y un olor muy suave , casi imperceptible a rosas. En boca tiene un cuerpo escaso, es poco ácido y por eso aumenta el sabor dulce.

 

Hemos participado 12 catadores y han “ganado” los siguientes vinos, por categorías:

  • Vinos blancos: MUSTOASA DE MADERAT – Wine Princess, con 20 puntos.
  • Vinos tintos: BABEASCA NEAGRA – Arezan, con 31 puntos.
  • Vinos dulces: GRASA DE COTNARI, con 22 puntos.

En general los dos vinos blancos han gustado bastante y han sido catalogados como muy buenos y refrescantes.Provienen de dos bodegas relativamente nuevas. En cuanto a los tintos, el ganador era un vino especial, criado en barricas de roble rumano muy expresivo y persistente, que viene de una región con fama entre las regiones de vino rumanas: Murfatlar. El ganador de los vinos dulces, elaborado con uva atacada por la podredumbre noble, el mas conocido nacionalmente y internacionalmente, desde hace muchísimos años, de Cotnari, me ha dejado una impresión bastante negativa (era unos de los vinos que yo había probado hace tiempo), en cuanto al color y consistencia, parecía mas bien un vino joven normal, no un vino licoroso.

Me quedo con las impresiones positivas sobre los vinos rumanos y con la impresión que en el futuro “darán mucho que hablar”.

ghidul-unei-vacante-prin-podgoriile-din-romania-de-ce-cred-somelierii-ca-ne-putem-compara-cu-vinurile_size9

 

 

.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: