Hace tiempo que tenía en mente realizar una estadística con un muestreo de catadores muy amplio y variado, para comprobar la susceptibilidad de la cata con horas, momentos y circunstancias. Para esta ocasión, entiendo es mejor no utilizar referencias comerciales por lo que realizamos la preparación de 2 series de muestras de vino.

Cada una de las series de vinos consta de 4 muestras, una de las cuales es directamente el vino testigo y las otras 3 serán el vino testigo mas un añadido diferente.

Las 2 series de vino fueron catadas en diferentes días y a diferentes horas, respetando el mismo orden de presentación de los vinos, el cual se describe en las tablas de resultados, por cada uno de los 4 grupos.

Los 4 grupos son diferentes en tamaño y en todos ellos encontramos personas de diferentes sexos, edades y condiciones.

Vino 1

Maturana Blanca

Se tomo el vino directamente de depósito de elaboración de maturana blanca 2019. Con el se prepararon las 4 muestras siguientes:

  • A1 – Testigo.
  • A2 – Testigo + 1g/L de sacarosa.
  • A3 – Testigo + 1ml/L de glicerina.
  • A4 – Testigo + 500 mg/L vainillina.
Muestra SVO_A 13 catadores SVO_B 16 catadores SVN1 11 catadores SVN2 8 catadores Resultado Global
A1 34 55 43 22 154
A2 32 39 33 23 127
A3 45 48 31 17 141
A4 19 18 16 8 61
maturana blanca 2019

Análisis de resultados.

El vino blanco testigo presenta color amarillo, con reflejos verdosos y un aroma floral fresco, con un ataque en boca bastante ácido, luego sabroso en boca y con un final amargo que perdura en la garganta, las correcciones van dirigidas a mejorar el equilibrio gustativo en boca. Tras las adicciones no presenta ninguna modificación visual.

Bueno ya ven disparidad de opiniones. Si nos fijamos en los totales vemos que consigue la victoria el blanco testigo, seguido de la muestra adicionada con glicerina, la cual resulta ganadora en la primera cata, que es la única realizada por la mañana.

Claro perdedor, la muestra adiccionada de vainillina, la cual resulta marcada en exceso y es desaprobada por la totalidad de los catadores, siendo necesario usar concentraciones más bajas para próximas experiencias.

En cuanto a la muestra retocada con sacarosa, queda en tercer puesto, resultando bastante plana en boca y con una gran perdida de aromas que resulta difícil de explicar.

Vino 2

Garnacha Tinta

Se tomo el vino directamente del depósito de elaboración de Garnacha Tinta 2019. Con el se prepararon las 4 muestras siguientes:

  • B1 – Testigo.
  • B2 – Testigo + 1g/L sal común.
  • B3 – Testigo + 1% Vol. de etanol.
  • B4 – Testigo + 20 mg/L de sulfato de quinina.
Muestra SVO_A 13 catadores SVO_B 16 catadores SVN1 11 catadores SVN2 8 catadores Resultado Global
B4 13 27 31 8 79
B3 31 42 44 17 134
B2 38 44 28 21 131
B1 42 42 21 24 129
Garnacha Tinta 2019

Análisis de resultados.

El vino testigo es un tinto de garnacha de capa media, granate y limpio. En nariz, clásico Rioja Baja, con aromas a regaliz, monte bajo, hinojo,etc. En boca cuerpo suficiente, recuerdos café con leche, con final ligeramente amargo. Fresco y fácil de beber en estos momentos. Tras las adicciones pertinentes, no se nota ninguna alteración del color.

Aquí si encontramos resultados mas significativos, ya que en el computo general resulta ganadora la muestra adicionada de sal, seguida de la muestra encabezada y del testigo. Si bien con escasa diferencia numérica entre ellas. Claramente atrás, queda la ultima la muestra tocada con sulfato de quinina la cual resulta excesivamente secante a los catadores.

Puede resultar curiosa la tercera cata, la que se realizó en horario más tardio (21:30), en la cual la muestra 4, la más amarga y siempre probada en primer lugar, resulta más atractiva a los catadores que el testigo, aunque se lleva el primer puesto la cata retocada con NaCl, por mucha diferencia.

La muestra incrementada con un grado de alcohol, quedo muy bien ensamblada no notando ningún catador el encabezado, obtiene el segundo puesto en el computo total y resulta vencedora con mucha diferencia en la tercera cata, la cual se realizó a media tarde (19:30).

La segunda cata realizada al principio de la tarde (18:00), resulta la más confusa, quedando prácticamente empatados el testigo, con las muestras adicionada de sal y de alcohol.

En fin, difícil de sacar conclusiones categóricas, si bien se podría intuir una clasificación horaria de las catas, con un resultado de endurecimiento de la boca a lo largo del día. El blanco ácido , adicionado de glicerina, gana por la mañana; mientras que el tinto con sulfato de quinina gana al testigo en la cata mas tardía. Al principio de la tarde los tintos, quedan prácticamente empatados pese a la magnitud de las correcciones.

 

 

 

 

 

Habrá que seguir experimentando, para ver si se repiten estos comportamientos.

A %d blogueros les gusta esto: