LA MONOVARIETAL: una historia que se hace vino

¿Alguna vez has sentido un flechazo por un vino que ni siquiera has probado?

Por suerte para mí puedo trabajar de una de mis grandes pasiones como es el vino. Cada día estoy rodeada de miles de referencias de vinos de (casi) todos los rincones del planeta; tengo en mis manos botellas que no serían accesibles de otro modo por su exclusividad y por sus precios inimaginables; conozco casi a diario a personas del sector… Pero un día cualquiera fuera de ese entorno mi camino se cruzó (por suerte) con el de Teila Brunat, La Monovarietal.

AVISO: esta cata no es como estamos acostumbrados. Primero el alma y luego el vino.

Nos vamos hasta el Priorat para descubrir el proyecto de La Monovarietal, que con ese nombre están más que claras las intenciones. Pero para conocer este vino, primero hay que hablar un poco de la historia de Teila. Nacida en Canadá de padres migrantes españoles, desarrolla su carrera profesional como enóloga en un hemisferio y en otro, vendimias en todas las regiones vitivinícolas que nos podamos imaginar del nuevo Mundo y del Viejo Mundo, para vinos tranquilos pero también para espumosos y otras elaboraciones como los Tokaj. Las últimas 15 vendimias en Margaret River (Australia). Todas estas experiencias son las que dan forma a su proyecto “La Monovarietal”.

Tres vinos monovarietales (Macabeo y cariñena) por reto personal para elaborar sin arreglos y respetar una auténtica tipicidad y por salirse un poco de la norma o tendencia de DOCa Priorat, ya que asumiendo ese riesgo busca diferenciarse. De hecho sólo el tinto tiene calificación de la denominación de origen. Es una fuera de serie, de las buenas, de vinos de culto.

KUKU 2020

  • Bodega: La Monovarietal
  • Marca: Kuku
  • Añada: 2020
  • Producción: 700 botellas
  • Tipo de vino: Vino de autor blanco de maceración carbónica y crianza sobre lías
  • Indicación geográfica: sin DO. zona de Priorat, Montsant y la Terra Alta. Embotellado en Cornulleda de Montsant.
  • Variedad: 100% Macabeu (macabeo)
  • Grado Alc.: 12º
  • Precio: 15€-20€

Presentación

El estilismo está alineado totalmente con la identidad de las elaboraciones. Botella Borgoña, corcho natural, lacrados que se preparan cuidadosamente a mano para obtener los colores deseados para cada vino. El etiquetado y enumerado de botellas también es manual. Y en relación al diseño de las etiquetas, todas cuentan algo de la historia de Teila.

Kuku es una palabra anglosajona que específicamente en Australia se utiliza para decir que alguien es una persona diferente, inquieta, algo alocada. Tal como el entorno de Teila la describe. En el etiquetado podemos ver una chica con un reloj de arena que representa los dos hemisferios y un pedacito de la Tierra, que representa cómo pasa su vida mitad en España y la otra mitad en las antípodas.

Elaboración

Monovarietal de Macabeo procedente de una viña de alrededor 1Ha de extensión cultivada en ecológico y de unos 40 años de edad. Esta viña se encuentra ubicada en Arnes en la Terra Alta; esto significa que es un viñedo de altitud.

Es el primer vino del proyecto y quería marcar diferencias, ya que en esa zona la macabeo normalmente se utiliza en ensamblajes puesto que es una variedad con buena acidez pero que en fermentación suele caer de manera considerable, lo que puede llevar a vinos planos si no se trabaja adecuadamente.

Vendimia manual con selección de racimos ya que la primera parte es una maceración carbónica con el racimo completo en un depósito de 1.000L y la cantidad de botellas solamente es lo que de ahí salga (lo que pida la elaboración, ya que por ejemplo del 2021 hay 463 botellas). Posteriormente se hace una crianza sobre lías para aportar cuerpo y untuosidad. Levaduras autóctonas.

¡Y todo esto aún sin catar!

Personalmente no suelo leer notas de cata de ningún vino para no condicionar mi criterio, ya que leer o escuchar a alguien decir “…es de color…y huele a…y sabe a…” dirige bastante las percepciones del consumidor. Para mí es mucho más importante descubrir y gestionar esas percepciones por uno mismo, aunque en verdad la cata es una técnica ciertamente aprendida y hay que guiar un poco al consumidor ya que sin nada de información quizá no dé la oportunidad a un vino.

A nivel visual es un vino blanco muy brillante y con una intensidad que se acerca al término medio como resultado de la elaboración tan particular. Tiene una ligera viscosidad lo que hace que se perciba un poco más grueso.

Cuando lo acercamos a la nariz a copa parada vemos la intensidad y cuando agitamos un poco se suma la complejidad: aromas de fruta blanca como la pera, melón e incluso un poco de fruta de hueso por la calidez de la añada. Aromas florales/herbáceos como acacia, boj; por momentos invaden los aromas de pan brioche y toques cremosos. Todo elegante y sutil. Si dejamos que el vino abra en copa, los aromas evolucionan y siguen apareciendo más elementos que te invito a descubrir.

Cuando tomamos un sorbo, es una explosión de sensaciones en boca: muy buena acidez incluso chispenate acompañada de una deliciosa mineralidad, sabores muy francos directamente relacionados con lo que habíamos percibido a nivel olfativo. De trago largo y complejo y con retronasal de similares características. Sensación de textura untuosa.

En definitiva es un vino que sorprende, inesperado, delicioso, rompedor, muy bien elaborado, de los que engañan en cata a ciegas por la complejidad de las técnicas empleadas. Mi conclusión es que es una elaboración con alma propia.

Pago de Arínzano – Hacienda de Arínzano Tinto 2018

Las celebraciones navideñas siempre vienen acompañadas de la degustación de grandes comidas y vinos. Aunque tristemente ya han finalizado, y es hora de volver a la realidad del trabajo y los estudios, no todo son malas noticias…. quedan todas esas botellas de vino que se han quedado sin beber! Es el caso de esta botella, Hacienda de Arínzano Tinto 2018 que llego a mi casa gracias al aguinaldo de una tía, y que voy a utilizar para ésta mi primera cata individual.

Propiedad Arínzano

Es producido por Propiedad de Arínzano, los primero en recibir la denominación de Vino de Pago en el norte de España. Situada en el valle del río Ega en la comunidad foral de Navarra, entre bosques de encinas y choperas, es un espacio protegido con un microclima exclusivo y una geología compleja, donde las variedades han sido plantadas cuidadosamente pensando en las capacidades del terruño para producir vinos con un carácter singular y de máxima calidad.

Los primeros vinos producidos en la propiedad abastecieron a los peregrinos del Camino de Santiago y se remontan a 1055. La finca posee una fortificación y una Torre de Armas del siglo XVI, un caserón del siglo XVIII y una pequeña iglesia neoclásica del XIX. La filoxerá arraso los viñedos y tuvo que pasar más de un siglo hasta que en 1988 volviera a plantarse la propiedad. Se encargo la nueva bodega y la entrada a la finca, nueva identidad de marca, al arquitecto Moneo, añadiendo aun más riqueza al gran valor arquitectónico y artístico que ya posee la finca. Sin duda la idea de una visita a la bodega y sus parajes resulta muy tentadora!


Notas Técnias – Hacienda de Arínzano Tinto 2018

https://m.media-amazon.com/images/I/81l6iQZVRcL._AC_SX569_.jpg

Denominación de Origen: D.O. Pago de Arínzano.

Variedades: Tempranillo 85%, Merlot 10%, Cabernet Sauvignon 5%.

Graduación: 14.5% Vol.

Suelos: Poco profundos y, en su mayoría, de origen terciario, con proporciones variables de limos, margas, arcilla y degradación de roca calizo-calcárea.

Viticultura: Busca uva más pequeña, con excelente concentración y calidad. Viticultura Sostenible.

Añada: Invierno seco y templado, primavera y verano cálidos y húmedos. Duración del ciclo vegetativo corto, con maduración ligeramente adelantada y un rendimiento por hectárea medio-bajo de 3.000 kg/ha.

Elaboración: Tratamiento artesanal, con las técnicas más avanzadas. Con un envejecimiento de 14 meses de crianza en barrica de roble francés – 40% en barricas nueva y el 60% restante en barrica de segundo vino. 


Notas de Cata – Hacienda de Arínzano Tinto 2018

Botella bordelesa-troncónica, hombros ligeramente ensanchados, con un peso considerable y una gran sensación de robustez. Aporta sensaciones de calidad y seguridad. El corcho es natural y de buena calidad también. Customizado con elegancia para incrementar el valor de la marca.

La etiqueta transmite sensaciones muy parecidas, es seria y elegante. El diseño es tradicional, pero con un toque minimalista que le aporta modernidad. Además en la contraetiqueta se incluye mucha información.

Fase visual

El color presenta una tonalidad granate rojizo, de intensidad media-alta, y con toques rubí en el ribete. Se observa limpio y brillante, aunque algo el brillo parece algo cansado. En copa se presenta fluido y las lágrimas no son muy densas.

Fase olfativa

Con la copa parada los aromas se perciben intensos y equilibrados, con notas a frutas maduras y roble. Muy atractivos y tentadores.

Al poner la copa en movimiento, mediante agitación suave, para favorecer el desarrollo de los aromas menos volátiles, se recalca de nuevo su buena calidad aromática y gran equilibrio. Se perciben notas a cerezas y ciruelas rojas, aunque ya no tan maduras como antes. El roble se percibe intenso y dulce, pero muy bien equilibrado, para nada excesivo.

Los aromas son bastante varietales, posee la frescura del Tempranillo y la madurez que aportan las notas a ciruela del Merlot, o incluso el casis del Cabernet Sauvignon. Tampoco puede descartarse el gran impacto de los aromas terciarios por crianza en barrica, el roble predomina con notas tostadas y especiadas, a canela y pimienta.

Fase gustativa

En boca no es lo esperado, el dulzor y la fruta percibidos en los aromas es prácticamente inexistente, la acidez y la astringencia lo enmascaran casi por completo. Carece del cuerpo esperado y casi no puede notarse el alcohol, aunque tiene un 14,5%, por lo que la sensación en boca es algo plana.

El retrogusto sigue dominado por la acidez y, sobre todo, por la astringencia sin ningún recuerdo de frutas maduras. Aún así, es fácil de beber y posee cierto equilibrio, aunque se percibe como algo técnico en vez de sensorial. La sensación que transmite es algo cansada, como si la fruta hubiese desaparecido.

Conclusion

Algo decepcionante tras las muy altas expectativas, en mi opinión el sabor de este vino no esta a la altura del resto de sus atributos. Además su precio es bastante elevado, al rededor de 17€.

Puedo imaginar que es un vino que funciona bien con carnes y pastas, capaces de equilibrar la acidez y la astringencia, pero no lo recomendaría para su degustación en solitario.


¿Quizá se ha producido algún problema durante el transporte o el almacenamiento de la botella?

Realmente me sorprende la falta de calidad en el sabor de esta botella, especialmente al tratarse de un Vino de Pago. Si alguno de vosotros ha probado este vino y puede ayudarme a aclarar mis dudas sería de gran ayuda. ¡Gracias!

La Choza de Callejuela 2020

Bodega Callejuela
Vino: La Choza de Callejuela 2020
Tipo de vino: Blanco
Variedad: 100% Palomino Fino
Graduación: 14,4%
Tipo de Barrica : Botas viejas de manzanilla
Permanencia en Barrica: 9 meses bajo velo de flor
Tipo de Botella: Borgoñona

Antes de comenzar con la nota de cata, deciros que este vino fue una sorpresa para mi, bueno os diré más, fue una sorpresa todos los vinos que elaboran los Hermanos Blanco.
Esta pequeña bodega es fundada por un jornalero que llevaba más de veinte años trabajando la tierra de otros en Sanlúcar de Barrameda, poco a poco va adquiriendo parcelas entre Sanlúcar, Jerez y el Puerto y es la tercera generación y actual propietaria de esta bodega quien crea la marca Callejuela
Al ver las fotos de los terrenos me impresionó la blancura de su tierra ( albariza 100% )y me di
cuenta de la importancia del terruño para la elaboración de este tipo de vinos.
Nota de Cata
Fase Visual : Su color dorado con connotaciones pajizas invita a querer continuar con la cata
cuanto antes.
Es limpio y brillante y refleja toda la luz que podemos observar en la albariza cuando visitamos sus campos.
Fase Olfativa: No defrauda. Es complejo con aroma de fruta blanca madura y muy sutilmente
percibo notas florales y a miel.
En cuanto a intensidad es muy agradable, potente con una calidad muy fina.
Fase Gustativa: Es un vino muy elegante, transgresor cuando pruebas por primera vez el palomino, sorprendente y con volumen.
Aunque es complejo en boca es ágil y fresco, aunque a su vez también es cálido.
Desde mi punto de vista muy equilibrado con persistencia media.
Animo a quienes no hayan probado este tipo de uva que lo hagan, se sorprenderán como me paso a mi.

 

El jardín de la Emperatriz – Rioja Crianza 2017

El Jardín de la Emperatriz – 2017

Con el objetivo de intentar buscar diferentes tipos de vino, sin salirnos de la DOC Rioja, hoy catamos este crianza de 2017, El Jardín de La Emperatriz, de Bodegas Finca La Emperatriz.

En primer lugar llama la atención la gran calidad del vidrio de la botella, pesada y personalizada en la parte superior con el logotipo de la bodega, que de manera inconsciente, y aun sin haber probado todavía el vino, nos induce hacia un vino de gama media-alta.

En su contra etiqueta, vemos que se han utilizado una multitud de variedades, entre las que predomina el tempranillo (90% tempranillo, 5% garnacha, 2% graciano, 2% viura y 1% maturana tinta) sí, incluso en una proporción menor tenemos una variedad blanca, la viura.

Tras servirlo en la copa, a la vista, es un vino oscuro y cerrado.

En nariz podemos denotar toques potentes chocolate puro, toques especiados, crianza en roble, fruta roja…

(more…)

Valdebodega roble 2020

Cata vino Valdebodega roble 2020

Nos encontramos con un vino joven roble del año 2020 de una bodega pequeña familiar y de producción pequeña.

La botella utilizada es una botella bordelesa común, y una etiqueta dentro de una idea clásica busca una idea novedosa con una hoja de vid en colores llamativos.

Abrimos la botella y nos encontramos un corcho aglomerado pero bastante aceptable, de buena calidad.

Lo echamos en la copa y nos encontramos en la fase visual unos tonos rojos tirando a violetas indicándonos la juventud del vino.

Es un vino limpio y con una brillantez alta.

En la fase olfativa me recuerda mucho a fruta negra, ligeros toques tostados de  madera pero muy suaves, no muy intenso, complejo en aromas pero equilibrado.

En boca me resulta un vino fiel a lo que percibimos en la nariz, redondo, persistente, un poco corto a lo mejor, con la retronasal recordándome a esas frutas negras con un final de boca que deja un tanino suave. Me resulta un vino fresco y fácil de beber.

Es un vino de 7€ joven roble de la denominación de origen Ribera del Duero. Me parece un vino bastante correcto, 100% tempranillo un vino fácil de beber, fresco aunque para mi gusto en boca se queda un poco corto pero es un vino más que aceptable para cualquier chateo y está en muy alto nivel en vinos de su rango de precio.

Yo le daría un 8 sobre 10. Gran vino elaborado por Pedro en un entorno familiar y respetando totalmente todo lo que la variedad tempranillo le otorga.

Diamante Crianza 2018

Vino tinto de Crianza de las Bodegas Franco Españolas (Logroño-La Rioja) dentro de la D.O. Rioja.

 

https://www.francoespanolas.com/vinos/diamante/diamante-crianza/

 

Tras la selección del fruto, la elaboración se basa en el despalillado de los racimos y un suave estrujado de las uvas para realizar posteriormente la fermentación alcohólica y la fermentación maloláctica.

Tras la misma Tras la fermentación maloláctica el vino envejece en barricas de roble francés y americano durante 12 meses con trasiegas cada 6 meses. Posteriormente se afina en botella.

DATOS DEL VINO:

Corcho colmatado, ligero , natural y parece de buena calidad. Etiqueta sobria y con buena presentación .

Grado de 13,5 % Vol

Uvas tempranillo (75%) y garnacha tinta (25%)

Vino de crianza con 12 meses en barrica de roble francés y americano.

NOTAS DE DEGUSTACIÓN:

  • COLOR: El vino es de un color rojo cereza y con tonos rubies algo brillantes
  • AROMA: A copa parada tiene aromas a frutas maduras, a tostados y algún toque a vainilla. Al agitarlo se intensifican algo los aromas y tiene un levo olor final a especias .
  • PALADAR: En boca tiene un paso ligero, buen cuerpo y predominan los taninos, siendo algo seco pero con un regusto agradable y de recorrido medio.

OPINION FINAL:

Vino de gama media , disponible en cualquier supermercado a un precio sobre los 6,25 € . Es un buen vino que no destaca especialmente en ningún apartado pero tampoco tiene aspectos negativos reseñables, con un buen sabor en boca, agradable y una relación calidad precio correcta. La calificaría como una buena opción.