En la cuna de Castilla

Introducción

Cuando echamos el ojo a la provincia de Burgos y pensamos en sus vinos, a todos nos vienen a la cabeza sus famosos Ribera del Duero, pero muy cerca geográficamente de ellos tenemos a los que podemos considerar sus hermanos menores y no tan conocidos a nivel nacional, se trata de los caldos de la D.O. Arlanza. Se trata de una joven denominación, obtuvo su reconocimiento en el año 2007, pero de hondas raíces históricas que se remontan al s.X donde podemos encontrar testimonios de la profunda relación que existía entre los viñedos y los importantes monasterios que ya por entonces comenzaban a despuntar en la zona. Mezcla de ese rico pasado histórico y de las continuas novedades que revolucionan año tras año el mundo de la enología, un grupo de bodegas han sabido adaptarse a las tendencias actuales del mercado para traernos vinos modernos que puedan llegar a un mayor mercado de consumidores. Un buen representante de este tipo de vinos es el que hoy os presento en esta entrada y que ahora empezaremos a conocer un poco mas en profundidad.

Hablando de nuestro protagonista

Barbudo es un vino tinto de la bodega Palacio de Lerma comercializado bajo la marca Radikal Wines, la cual trata de atraer al mundo del vino a nuevos consumidores a través de la modernidad y frescura que trata de transmitir la marca.

Se trata de un vino monovarietal de tempranillo elaborado con  sistema pigeage siguiendo la filosofía de máxima extracción con la mínima intervención. Todos los trasiegos se han hecho mediante bomba peristaltica a baja velocidad permaneciendo, finalmente, 3 meses y medio en barricas de roble francés de segundo año y de grano fino.

Video presentación de Radikal Wines elaborado por la bodega

Breves apuntes técnicos

Bodegas Palacio de Lerma

3,2,1 ..se rueda. Preparando el escenario

A través del siguiente video podéis ver el proceso de descorche, que nos permite percibir esas primeras sensaciones que nos transmite el contacto con el tipo de cápsula, etiquetas, tapón y el llamativo modelo de botella usado para comercializar este vino.

Al tratarse de una cápsula de lacre o cera, veremos que no es necesario utilizar la navaja serrada que lleva el sacacorchos incorporada para recortar la cápsula por debajo del gollete, sino que directamente introducimos el tirabuzón de acero y haremos palanca para extraer el corcho.

Catamos con los sentidos y el alma

  • Fase visual
    • Vino brillante y capa media, con marcada tonalidad rojo picota y sutiles pinceladas azules en los bordes, que logra una vistosa armonía de color.
  • Fase olfativa
    • Destaca por su carácter afrutado, pudiendo distinguir en nariz agradables aromas a frutos negros con pinceladas a tostados y especias provenientes de su breve estancia en madera, logrando así una ligera persistencia.
  • Fase gustativa
    • Vino fresco, con equilibrio entre su ligera acidez y su grado alcohólico. De marcado cuerpo y notable intensidad tánica. Siguen presentes sabores afrutados y tostados que generan un elegante paso por boca y una notable persistencia.
Villa Ducal de Lerma

Valoración

Como podemos ver a simple vista posee una presentación que llama la atención. Se comercializa en una botella troncocónica no estándar imitando modelos antiguos “tipo vintage”, prescindiendo del encapsulado típico y optando por el lacre o cera. La etiqueta también en muy sencilla y milimanista, aunque de mucha calidad. Se trata, en definitiva, de un juego de conceptos que quiere unir la tendencia hipster, que trata de mezclar ese concepto de lo antiguo y bohemio, con las corrientes más modernas y tecnológicas, al poder acceder desde la etiqueta, a través de un código QR, a una aplicación que nos permite una comunicación directa con la bodega. El tapón de corcho natural redunda en ese concepto de calidad que se quiere alcanzar con esta presentación.

Es un vino que tiene como objetivo un tipo de consumidor muy definido y que trata de llamar su atención con una excelente presentación, que podríamos definir como excesiva, en cuanto al coste, para el tipo de caldo del que se trata, recordemos que es un joven con algo de madera, pero que sin duda logra alcanzar el objetivo comercial pretendido.

No se trata de un vino tinto joven al uso. Como ya se ha comentado a lo largo de la entrada se ha cuidado mucho todo el proceso de elaboración, con vendimia a mano, sistema pigeage, tipo de bomba usado, etc, todo esto unido a la magnífica presentación que de él se ha realizado. Debido a ese plus de calidad tiene un precio elevado, 13,40 €, pudiendo parecer excesivo si tenemos en cuenta que podemos comprar por esos precios tintos crianza, incluso reserva, de muchas denominaciones, los cuales demandan mayores elaboraciones.

Sin embargo, a pesar de su coste, una vez que lo probemos dejará en nosotros un agradable recuerdo que nos llevará a pedir de nuevo otra copa en cuanto volvamos a ver su botella característica en cualquier bar o restaurante.

Conclusiones.

No cabe duda que no todos los consumidores se decantarán por este vino, puesto que tiene un precio elevado si sólo nos vamos a fijar en el contenido y no el el concepto que se pretende lograr junto con el continente.

Si sólo queremos poner nuestro punto de mira en el vino, podemos decir que conjuga perfectamente con tendencias de degustación calmadas, sin prisas, pero también encaja perfectamente con numerosos platos desde el punto de vista culinario, así, se muestra ideal para acompañar quesos, embutidos, guisos y sobre todo carnes a la brasa, como son las tradicionales chuletas de lechazo a la brasa castellanas. 

variado-de-longaniza

La única diferencia que hay entre un capricho y una pasión eterna es que el capricho es más duradero

Oscar Wilde. El Retrato de Dorian Gray

Para finalizar, hilando con la anterior cita, podemos decir que no es un vino para tomar todos los días, pero si que lo puede ser para darnos un capricho de vez en cuando, puesto que………¿Qué sería la vida sin caprichos?

Recomendación

Volviendo al título con el que comenzaba esta entrada, no puedo pasar la oportunidad de reivindicar la zona del Arlanza, no demasiado conocida, aprovechando la cata de este vino.

Es una zona cargada de historia, la cual podemos sentir y comprender a través de la Ruta del Vino del Arlanza, ruta del vino certificada y asociada a esta denominación de origen.

En muy pocos quilómetros tenemos importantísimas joyas arquitectónicas como el Palacio Ducal de Lerma, hoy transformado en Parador Nacional, Covarrubias, el Monasterio de Santo Domingo de Silos, o el Monasterio de San Pedro de Arlanza, de obligada visita en mi opinión, y aunque hoy se encuentra en ruinas (en proceso de recuperación) fue uno de los centros monásticos más importantes del condado y luego reino de Castilla. El legendario Monasterio de San Pedro de Arlanza está considerado como “Cuna de Castilla” y uno de los cenobios más impresionantes que tuvo la España condal. 

Bonus track

En la siguiente imagen podemos ver de forma resumida los datos más representativos del vino catado, en lo que viene a conformar la ficha técnica de nuestro tinto joven, Barbudo 2019.

Ubicación

[googlemaps https://www.google.com/maps/embed?pb=!1m18!1m12!1m3!1d2963.135070379761!2d-3.754480884553785!3d42.040283879209674!2m3!1f0!2f0!3f0!3m2!1i1024!2i768!4f13.1!3m3!1m2!1s0xd4677dcdb7204bf%3A0x7763b0a1b8783e4d!2sBodega%20Palacio%20de%20Lerma!5e0!3m2!1ses!2ses!4v1615978583578!5m2!1ses!2ses&w=600&h=450]

Suscríbete para estar al tanto de las novedades

[jetpack_subscription_form show_subscribers_total=”false” button_on_newline=”false” custom_font_size=”16px” custom_border_radius=”0″ custom_border_weight=”1″ custom_padding=”15″ custom_spacing=”10″ submit_button_classes=”” email_field_classes=”” show_only_email_and_button=”true”]

Contacta con nosotros y danos tu opinión

Chat en WhatsApp

Monte Real Reserva 2015

Pasión por la tierra

Bodegas Riojanas controla más de 100 has. De los mejores viñedos en Cenicero, San Vicente de la Sonsierra y localidades próximas a éstas. La uva que por excelencia se cosecha en Rioja es el Tempranillo, pero Bodegas Riojanas posee además una de las mayores extensiones dedicadas al Mazuelo y Graciano dentro de la Denominación, variedades que aportan una mayor personalidad a los vinos que elabora.

Las distintas parcelas de viñedos se asientan sobre suelo arcillo-calcáreos, de origen miocénico, idóneos para producir las más altas calidades.

Bodega: Bodegas Riojanas

Marca: Monte Real

Categoría de calidad: Reserva

Denominación de origen: Rioja

Variedad: Tempranillo 100%. Procedente de Cenicero.

Tipo de vino: Tinto

Añada: 2015

Alcohol en % Vol.: 14,5

Crianza: 24 meses en barricas de roble americano y francés.

Tipo de tapón: Corcho natural

Premios:

Temperatura de servicio: entre 16ºC y 18ºC.

Fase visual: De color rojo cereza con ribete teja de capa media-alta, limpio y brillante.

Fase olfativa: Expresa en nariz madera de roble con notas de fruta madura y especies como regaliz y vainilla, además de recuerdos caramelizados como el chocolate.

Fase gustativa: En boca es cálido, mordaz y poca astringencia. Con un final ligero con recuerdo a regaliz.

Nota de Cata: 86 sobre 100


Un reserva especiado y goloso que podemos encontrar con una buena calidad a un precio que ronda los 9 euros en el mercado. Siendo puntuado con 92 puntos en la revista americana Wine Enthusiast y con 92 puntos por el crítico de vino James Suckling.


“A quien tiene buen vino nunca le faltan amigos”

Refranes y dichos populares en torno a la cultura del vino.

Catando un Rioja… Marqués de Reinosa

Catando un Rioja… Marqués de Reinosa

Introducción

Surcando el río Cidacos, en la Rioja Baja, y protegido por la sierra de Yerga y Peña Isasa, se encuentra un pueblo vibrante y muy especial llamado Autol. En este contexto, lleno de agricultura, industria de la conserva, buena gastronomía y, por supuesto, viñedos longevos, se sitúa la bodega Marqués de Reinosa.

Historia

(Don Joaquín Garralda Oñate, Conde de Autol y Marqués de Reinosa)

La historia de esta bodega merece la pena ser contada. El Marqués de Reinosa fue senador y Marino de guerra, y creó, a finales del s. XIX las bodegas que ahora llevan su nombre.

También fue famoso por ayudar a viticultores españoles a llevar al Senado la ley que perseguía la adulteración en los vinos y, aunque le costó 2 años, tuvo la suerte de ver promulgada su ley.

Y aquí viene la segunda parte, aunque no menos interesante, de esta historia. La historia de cómo llegó a mis manos esta botella.

Yo vivo en Tudelilla, un pueblo también de tradición vitícoloa, no muy lejano a Autol. Llevo la gerencia del bar del pueblo y mucha gente me regala muchas cosas… ( desde verduras hasta licores, etc.)

En este caso, un cliente (sanitario) me regaló esta botella de Marqués de Reinosa, tempranillo blanco, añada de 2019.

Ahora viene la parte más bonita de esta historia. Esa botella había sido donada por las bodegas Marqués de Reinosa durante la pandemia a cientos de sanitarios en el Hospital Fundación de Calahorra, entre otros centros sanitarios. ¿ No os parece precioso? Aquí os dejo un enlace por si queréis más información de esta maravillosa historia

https://www.lomejordelvinoderioja.com/agradecimientos-vino-marques-20200511183823-nt.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F

Cata

Entramos ya en la parte más importante, la cata de este vino. Marqués de Reinosa. Variedad tempranillo blanco, añada de 2019, perteneciente a la DOCa Rioja, grado alcohólico 13% Vol.

Con etiquetado sencillo y a mi parecer elegante, ya nos da una primera idea de lo que a mi parecer encontramos en el interior de la botella.

Al descorchar encontramos un tapón sintético, muy apropiado para blancos jóvenes. No encontramos asimismo malos aromas de reducido, etc.

En la fase visual encontramos que es un vino con colores pajizos, trigo amarillo, gran limpidez, no se aprecian turbios, y un brillo alto, apreciación de algo de burbuja. Podemos decir que es un vino semiseco.

En cuanto a la fase olfativa, la dividiremos en dos partes: a copa parada y a copa movida, porque sabemos que pueden variar los aromas y su intensidad:

Intensidad de olor alta. Olor contundente

  • A copa parada: olores más florales y herbáceos, aunque en ningún momento desagradables, olor a cesped cortado, a margaritas…
  • A copa movida: Se intensifican aún más los aromas, en este caso los frutales, cítricos y ligeros toques a piña

Entramos en la fase gustativa, se aprecian los sabores frutales a piña, etc, la acidez ayuda a intensificar estos sabores frutales y también florales ( que se aprecian más de manera indirecta). Persistente y muy agradable en boca.

Conclusiones:

Vino muy aceptable dado su precio, que ronda entre los 3 y 6 euros, vino muy correcto sin defectos perceptibles. Bueno para tomarlo solo y perfecto para acompañar con un buen pescado o marisco.

¡Ahora solo os queda probadlo ! Espero que disfrutéis como yo lo he hecho. ¡SALUD!

De primera mano…

Os estaréis preguntando el porque del título, pues muy sencillo, porque es así, porque es mi gran ilusión, mi motor en estos tiempos, porque participo tirando de manguera o lo que haga falta a las “ordenes” del boss que es el que sabe y del que aprendo todos lo días. Y os voy a contar una historia, una historia verdadera, un poquito de marketing emocional para que conozcáis como son quienes hacen el vino porque “el vino de autor es poner tu personalidad en lo que haces y ese sentimiento lo convierte en algo distinto”. Y como os he dicho que solo os contare verdades…os diré que esta ultima frase me la he apropiado pero es de un genio, un ser singular y único, Ferran Adrià, allí donde yo pongo “vino” el pone “cocina” pero el sentido es el mismo a que si?.

Sin mas dilación comienzo con la historia…

CAPITULO I (LOS INICIOS)

Erase una vez un par de locos que se conocen en un lugar poco habitual (mejor omitirlo ja ja ) y empiezan a filosofar sobre levaduras, vinos y fermentaciones y he aquí que esos dos locos empiezan una vida en común siempre con un sueño en el horizonte… hacer vinos para disfrute de ellos mismos y de sus amigos. El tiempo pasa y llega el momento de hacer realidad ese anhelo y ahí es donde nace Zabdi Wines exactamente en el año 2018. Y que mejor lugar para comenzar que en Toro (mis orígenes), mi familia, sin tierras ni viñas, pero artesanos y musicos (otro tipo de locura) conocidos como los “banasteros” se han dedicado desde siempre a fabricar banastas para que otros pudieran vendimiar. Ahora con esas mismas banastas y de forma manual recogemos la tinta fina que crece en la finca La Pedrera, en vides de mas de 50 años, dispuestas en vaso con pie franco, sin patrón americano debido al suelo arenoso donde la filoxera no se puede desarrollar, con un material genético invariable desde hace siglos, la auténtica Tinta de Toro.

CAPITULO II (EL JEFE)

Y quien es el? pues Jabier Marquínez, enoloco, consultor, asesor de varias bodegas y en sus ratos libres escritor y pensador. Con 30 y pocos años de experiencia (que se dice pronto…) ha elaborado en 10 DOs diferentes mas de 25 variedades distintas. Pero como este capítulo sería muy muy largo si os cuento todo os dejo el enlace a la pagina web y así sabréis mas de él: www.zabdiwines.com y una foto por supuesto, para que pongáis cara al artífice.

CAPITULO III (LA VIÑA)

Aquí esta la joya de la corona, la preciosa viña La Pedrera, refugio de la fauna de la zona; rapaces, reptiles, hurones y aves comunes que la comparten con nosotros y nos alegran los sentidos cada vez que la visitamos. No tengo palabras para describirla, las imágenes lo dicen todo…disfrutad de las vistas. Ah! siiii, como veis, el suelo de pH acido es arenoso con multitud de cantos rodados.

CAPITULO III (EL VINO)

Y de éste voy a hablar un ratito, el gran protagonista de la historia, Banastero 2019, de como lo elaboramos y cuales son sus características.

Allá por el mes de septiembre y cuando la uva nos lo pide, recogemos los racimos como no podía ser de otra manera, de forma manual, en cajas y banastas. Cuando llegan a bodega despalillamos pero no estrujamos para hacer una segunda selección en mesa. Realizamos la fermentación en barricas nuevas de roble francés y americano donde descansa unos 3-4 meses hasta el momento de salir a la luz.

Para presentar nuestro vino en sociedad lo vestimos elegantemente, en botella bordelesa alta, sello y etiqueta con estampación en cobre con relieve, esas “B” de Banastero entrelazadas que nos recuerdan a las banastas que hacía mi abuelo a la lumbre del hogar. La contra, cargadita de información para las mentes curiosas como las nuestras…y el corcho natural de 45mm, no podía ser de otra manera.

CAPITULO IV (LA CATA)

Y ahora me pongo un poco seria y técnica, una cata somera (que ya dice el autor del blog que “quien pudiendo decir algo en diez palabras usa veinte, es capaz de cualquier otra mala acción” y por si acaso…)

A la vista, como era de esperar, es un vino de capa media-alta, color rojo cereza-picota intenso, con un precioso ribete violáceo, limpio y brillante.

En nariz , muy aromático, frutal, con predominio de fruta negra madura (mora y grosellas) regaliz y un fondo mineral y especiado aportado por las maderas sobre las que descansa.

En boca es un ataque goloso donde la fruta es la protagonista, con cuerpo y frescura con tanino maduro y un final laaaargo con una leve astringencia.

FIN

Hasta aquí la historia de un vino toresano iconoclasta, con solo 13,5 grados de alcohol, muy equilibrado en sensaciones, fácil de beber y fresco, cuya corta crianza respeta la fruta aportando un final fino y delicado. Absolutamente recomendable si además hablamos de relación calidad-precio; aprox 10 euros/ botella en tienda. Como bien reza el slogan de la casa “…un producto digno de un monarca sin que te cueste un reino…”.

De la TRADICIÓN a la EXCELENCIA

BODEGA “ZARATE” / VINO: “FONTECÓN ROSÉ”

He de reconocer que ya había tenido contacto anteriormente con esta bodega y tenía referencias del enólogo, quizás esto me haya influenciado en mis valoraciones y en la expectativa que me había creado del vino. Ya que mis experiencias anteriores, con los vinos probados, habían sido súper satisfactorias.

Desde hace ya tiempo, creo que la bodega y el enólogo de la misma, son un referente en la elaboración de vinos en Galicia y más concretamente en las Rias Baixas.

Han sabido juntar y ensamblar a la perfección tradición, respeto por el medio y conocimiento para elaborar unos vinos de gran calidad.

Sus albariños, de verdad, que reflejan a la perfección lo que actualmente se denomina “Terrior – Terruño” impregnándoles de una personalidad muy particular. No te dejan indiferente.

Lo mismo me ha pasado con el Fontecón, este Rosé que desde luego no te deja indiferente. Toda una sorpresa, me ha hecho disfrutar muchisimo de la cata, de hecho casi no han quedado un par de copas en la botella, que fijo mañana desaparecerán.

Bodega:

Zarate es una propiedad familiar de viñedos en un antiguo pazo del siglo XV que se encuentra en MEAÑO, en el valle de Salnes, dentro de la D.O. Rias Baixas en el corazón de Galicia.

La familia Zárate lleva 7 generaciones cuidando y protegiendo sus propios viñedos, muchos de ellos centenarios. Son más de 400 años de historia y tradición apegados a una tierra que se expresa a través de sus vinos.

La tradición Zárate comienza en 1707 con Diego Zárate y Murga, Primer Marqués de Montesacro por Decreto de Felipe V. Hoy la familia continúa al frente de los viñedos familiares, muchos de ellos centenarios, con los que elaboran vinos naturales, fieles a la tierra y expresión viva de Galicia.

Desde mediados del siglo XX, Zárate es pionera en la elaboración del vino Albariño tal y como se conoce hoy en día.

“Bodega Zarate”

Enólogo:

Eulogio Pomares es uno de los grandes nombres de la vitivinicultura gallega. Su trayectoria está ligada al albariño como enólogo y viticultor desde una visión pionera, innovadora y fiel a su tradición familiar.

Está considerado como uno de los precursores de una viticultura amable con el medio ambiente y de la internacionalización de los vinos gallegos. Pero su amplio conocimiento de la tierra y el viñedo y una personalidad alejada de lo convencional.

Desde el año 2000, es enólogo viticultor de la bodega aportando nuevas técnicas basadas en el máximo respeto al medio ambiente y procesos de cuidados del viñedo completamente naturales.

Filosofía de trabajo y elaboración:

“Galicia es una tierra donde la naturaleza se muestra sin límites. La intención es que al menos parte de esa exuberancia natural se transmita en los vinos”

Viñedo de la bodega:

La propiedad cultiva es de 6,54 Has que se reparten en 11 parcelas en las parroquias de Sisán y Padrenda. Estas dos parroquias del Valle del Salnés son reputadas por sus terrenos pobres y soleados y son considerados la cuna del Albariño.

La media de edad del viñedo es de unos 30 años. Sobre las cepas de pie franco más antiguas se realiza una selección masal con la que se desarrollan las nuevas plantaciones.

Trabajo en la tierra:

En el cuidado del viñedo se realiza una viticultura respetuosa con el medio ambiente. Desde el año 1.994 todas las parcelas están en No-Laboreo con cubierta natural permanente y no se usan herbicidas ni abonados con nutrientes de síntesis química. En la campaña 2006 lograron la certificación de Producción Integrada.

VINO: FONTECÓN ROSÉ

  • Graduación alcohólica: 11,5 %
  • Producción anual: 1.500 botellas

Variedades de las uvas:

Se trata de un vino que ha sido elaborado con las variedades tintas del “VAL DO SALNÉS”, Tinto, Espadeiro y Albariño.

Viñedo:

Del mismo nombre “Fontecón”, propiedad de la bodega y replantado en espaldera en Padrenda, Meaño. 15 años, Densidad por HA: 2.400 cepas. Conducción del viñedo: Espaldera. Altura del viñedo sobre el mar: 50 m

Suelo:

Granítico, pero tiene un ligero % de arcilla roja, a nivel local se denomina Castel.

Elaboración:

La vendimia se realiza manualmente y en la parcela se realiza selección de uva. Las uvas de Caiño Tinto y Albariño se despalillan y se maceran en frío durante 3 horas, el mosto obtenido por sangrado fermenta en un depósito de acero y permanece sobre las finas durante 3 meses.

Por otra parte, los racimos enteros de Espadeiro se prensan y el mosto obtenido fermenta en una barrica de roble francés y permanece también 3 meses sobre lías. Finalmente se ensamblan los dos vinos.

NOTAS DE CATA:

Es un vino limpio, de color rojo brillante con algún toque anaranjado en el corazón y en el que se aprecian tonos azulados o violáceos en el ribete o menisco.

En nariz destaca su intensidad aromática siendo media tirando a alta, donde se detectan aromas de frutos rojos del tipo fresa, pero no muy dulce, con toques cítricos o quizás de alguna fruta de tipo melocotón o albaricoque, todo ello también dejando detectar aromas florales, lo que hace que en su conjunto tenga cierta complejidad, recordando si se permite a los Champanges. En conjunto genera una sensación muy agradable e intensa en nariz

En boca es un vino ligero y muy fresco, donde se marca la acidez, siendo esta nada punzante y estando bien integrada. Se detecta algo de carbónico lo que trasmite un ligero cosquilleo en boca, que se pierde muy rápidamente.  En la mitad de la boca trasmite una sensación sedosa que lo redondea bastante. Tiene intensidad y persistencia en boca manteniendo las sensaciones y los aromas en durante un periodo largo de tiempo.

Es un vino muy gustoso en el que no se aprecian defectos.

Conclusiones:

En mi opinión es un vino en el que no se detectan desequilibrios en ninguna fase de la cata, y que según se avanza en la misma, te va entusiasmando porque te lo encuentras acorde con la expectativa que te estas creando.

Es un vino ligero debido a que tiene una graduación alcohólica baja, siendo de 11,5% alejado de las tendencias de estos últimos años. Transmite frescura, pero con intensidad y complejidad, que invita a beber y que en condiciones de calor estoy seguro que abriría una segunda botella, si es que estoy en compañía.

A pesar de su nivel de acidez esta no resulta agresiva posiblemente por el trabajo con las lías, que también le aporta esa sensación de untuosidad. En alguna de las reseñas también he leído, que hace parcialmente fermentación malolactica en una de las uvas del coupage lo que supongo que también influye en que la sensación de la acidez en boca sea más suave.

Como conclusión final, he disfrutado mucho de la cata y del vino.

Con la intención de aligerar un poco esta crítica tan positiva, diría que se me genera la duda de si en el proceso de elaboración, el vino ha sido trabajado (tratado) en busca de todas estas cualidades, o si parte del resultado final es también atribuible a la espontaneidad que genera el factor climático en el devenir de cada añada y de las variedades de uva.

Osca, Somontana Crianza

Estas navidades paseando por un supermercado me pare en la sección de vinos y me encontré este vino, creo que como a muchos consumidores actuales me llamo la atención la etiqueta ya que con el color azul con toques dorados resaltaba sobre el resto de vinos de la sección, donde la mayoría de las etiquetas eran elegantes y con fono blanco.

Osca

Bodega Somontano

Añada 2015

Crianza: 12 meses en barricas de roble americano y francés

Grado 14%

Historia de la bodega

A 20 km de Barbastro, capital del Somontano –provincia de Huesca, Aragón, España…– se encuentra Ponzano, hace de pórtico de entrada a esta tierra de vinos. Desde las lomas de Ponzano o desde la restaurada ermita de San Román, la vista se pierde entre las viñas, los olivos y el secano, una vista que, regalada de matices, gana en sosiego y paz a medida que se prolonga la contemplación…

Nuestros viñedos abarcan 30 hectáreas de suelo arcilloso calizo, siempre en cultivo de secano y, como contamos, conviven con carrascas, olivos y cereales por encima de los 530 m de altitud, la zona más alta del Somontano. Se ve llover lo justo (y necesario). Las precipitaciones rondan los 500 y 600 mm anuales y los cielos grises se alternan con la abundante luz dorada que nutre y calienta la cepa de tempranillo, garnacha, moristel, syrah, merlot o cabernet sauvignon, variedades tintas de nuestros viñedos, o las Chardonnay, Macabeo, Gewurztraminer y garnacha blanca entre las variedades blancas, para una producción anual de 200.000 kg de uva

La humildad en la producción se traduce en los 1.500 hectólitros anuales, cuidados celosamente y de forma absolutamente artesanal eso sí, en pequeños depósitos de acero inoxidable de sólo 10.000 litros de capacidad y criados con todo el cariño y conocimiento del que somos capaces en 360 barricas de roble francés (60%) y americano (40%) que duermen al abrigo de cientos de años historia, susurradas por perfumes medievales y la responsabilidad de largos años de cultura, aprendizaje y pasión familiar por el vino.

Así, los tintos jóvenes, rosados y blancos convivirán con crianzas, reservas y el único gran reserva de Somontano, fruto del coupage más elaborado o de los monovarietales Moristel, garnacha blanca y tinta, merlot, syrah y gewurztraminer.

En cuanto al futuro de nuestros vinos, se presenta con un complejo bouquet donde destacan las notas de eucalipto o los frutos rojos de la garnacha, buque insignia de la bodega y variedad sobre la que se centra gran parte de nuestro esfuerzo y experimentación que verá sus frutos –nunca mejor dicho– en las próximas añadas.

Nuestros caldos son redondos, como nuestra imagen, que busca desde la humildad, la perfección del círculo, la suavidad de las formas y la amabilidad en el trato a nuestra materia prima… La “O” de Osca nos identifica, nombre que tiene su origen en un profundo amor y respeto a nuestra tierra en la que desde la defensa de lo local hemos tenido siempre vocación universal, no en vano nuestros vinos exportados alcanzan el 20% y estamos orgullosos de que hagan un poco más felices los comedores de suizos, americanos, alemanes, chinos, etc… En realidad, pensamos que el trabajo bien hecho no tiene fronteras.

Catas descriptivas

Visualmente es un vino brillante de un intenso color granate rojizo donde no se aprecian matices azules. Intensidad media-alta

Olfativamente presenta mucha intensidad al añadirlo a copa, percibiéndose aromas a frutos rojos, del tipo frutos del bosque. Cuando desaparecen los primeros vapores se perciben los aromas a madera.

Gustativamente se notan los aromas dulces de los frutos, pero según avanza el vino se aprecia acidez. Presenta un sabor largo que perdura en el tiempo y va calentando el pecho, quedando al final una ligera astringencia y picado.

Nota de la cata 86 puntos

Conclusiones: Es un vino tinto redondo perfecto para acompañar carnes y para una buena sobremesa, su sabor es agradable con toques de frutos rojos y madera.