Condado de Teón de la Bodega Altos de Ontañón

 

Información general:

Vino elegido:

Condado de Teón de la  Bodega Altos de Ontañón

Ubicada en el municipio de Fuentecen (Burgos) con D.O. Ribera del Duero.

Uva 100% Tinta del País con una crianza de 12 meses en barrica de roble

Graduación  14% vol.

 Añada 2017. 5,00€ en MERCADONA.

Descripción:

Etiqueta: Clásica en blanco y negro

Tapón: Técnico, conglomerado de serrín fino

Visual: Granate oscuro

             Capa media- alta

             No muy brillante, tono un poco apagado

             Deja mucha lágrima

Olfativa: Intenso, madera y alcohólico. En agitación aumentan los aromas y el alcohol

Gustativa: Astringente con cierto amargor y acidez. Se notan los 12 meses de barrica.

Valoración:

Me ha parecido un vino discreto teniendo en cuenta que es un crianza del 2017. Va en consonancia con el precio de 5,00 €. En comparación con otros crianzas de la zona no llega a las sensaciones que tengo de la D.O. Ribera del Duero.

Conclusiones:

Vino correcto, aunque debería ser mejor de lo que es ya que es un Ribera de Duero con 12 meses de barrica. Vale lo que cuesta.

 

CON BUEN PAN Y BUEN VINO SE ANDA EL BUEN CAMINO

Bodegas Buen Camino es un proyecto familiar emergente con mucha proyección situado en Tórtoles de Esgueva, el pueblo más al noroeste de la ribera del Duero burgalesa, en el corazón del valle del Esgueva, una subzona con una altitud superior a la media de la comarca (840-960 m respecto al nivel del mar) y con un microclima también más extremo en cuanto a temperaturas máximas y mínimas y diferencias térmicas diarias, con vientos persistentes y suelos pobres con fondos calizos.

Desde su pueblo natal, la familia Vallejo nos trae lo mejor del terruño de su patria chica y lo mejor de su trabajo como viticultores y vinificadores, apostando por la viticultura ecológica y por la elaboración artesanal, un trabajo que realizan con mimo, cariño y profesionalidad, pero también con la alegría y el entusiasmo del trabajo bien hecho y la felicidad de hacer lo que a uno le gusta, una actitud que sin duda se refleja en sus vinos y que, para los que tengan la suerte de conocer a Vallejo padre, Javi y Jorge, y tuvieron la suerte de conocer a Feliciano, es la misma esencia de la familia.

Bodegas Buen Camino elaboran 3 vinos tintos de gran calidad: Buen Camino (crianza de 12-16 meses en barrica), Guademeya (vino de parcela con 15-20 meses de crianza en barrica) y, el que presentamos a continuación, Noroeste, su vino más fresco y joven, con 6 meses de crianza en barrica, un, como lo llamamos en la ribera del Duero, tinto roble; una apuesta por el alterne o el aperitivo de calidad.

Para los que quieran conocer más de cerca su proyecto, pueden visitar Tórtoles de Esgueva y preguntarle a cualquier persona que se encuentren, que les dará las señas necesarias para llegar hasta ellos, pero también pueden visitar su página web (https://www.bodegabuencamino.com/ ) y seguirles por las diferentes redes sociales.

NOROESTE

BUEN CAMINO NOROESTETinto Roble del 2019, de 14 %vol, elaborado 100% con la variedad tempranillo, de parcelas con un rendimiento de 5.000 Kg/ha.

La vendimia se realiza de forma manual en cajas de 15 Kg y en pequeños transportes para llevarlo cuanto antes a la bodega donde se realiza una maceración prefermentativa de un día con temperatura controlada por debajo de los 12ºC. La fermentación alcohólica se realiza controlando la temperatura por debajo de los 21ºC y realizando los correspondientes remontados y descubado por catad. La fermentación maloláctica se realiza de forma espontánea controlando la temperatura a 19ºC, para luego pasar a una crianza de 6 meses en barricas de segundo y tercer año.

NOTAS DE CATA:

Fase visual: Es un vino límpido y brillante, de capa media-alta, con un bonito color rojo cereza intenso y tonos azulados en los bordes.

Fase olfativa: Explosión de fruta roja, intenso y durable, frutos del bosque, moras, fresas con un toque de madera especiado y muy equilibrado con la fruta fresca.

Fase gustativa: Fresco y frutal como en la fase olfativa, de intensidad duradera, suave toque tánico de la madera, estructurado y equilibrado, con muy buen paso de boca, ligero y sabroso. Del retrogusto podemos intuir que aún no ha alcanzado su punto de máxima evolución en botella, lo cual solo le augura un futuro muy prometedor.

Ideal para acompañar todo tipo de aperitivos, embutidos, quesos, conservas, encurtidos y, en definitiva, ideal para abrir boca antes de sentarse a la mesa para descorchar un Buen Camino o un Guademeya.

100% recomendable.

Una vuelta a los orígenes

Introducción

Hubo un tiempo en que los vinos que se elaboraban en los pueblos que hoy conforman la Ribera del Duero eran netamente rosados, o como se los conoció durante mucho tiempo, claretes.
Se trataba de un vino fresco, afrutado y muy fácil de beber con el que se disfrutaba en las propias bodegas excavadas en la tierra o en tabernas y en bares. Con la implantación de la marca Ribera de Duero se dejó olvidado este tipo de vino, pasando a un segundo plano en favor de tintos potentes llegando a estar casi desprestigiado. Hoy, las cosas, por el azar de las modas y los gustos, han cambiado, para bien, en mi modesta opinión, y numerosas bodegas se han lanzado a elaborar claretes con novedosas técnicas, más acordes a los tiempos, haciéndonos recuperar esos recuerdos de bodega, junto a padres y abuelos, que teníamos íntimamente guardados, pero no olvidados.

Hablando de nuestro protagonista

El vino que hoy os traigo es un ejemplo de esta nueva tendencia. Elaborado al 50% con las variedades tempranilloalbillo, se elabora por sangrado tras una brevísima maceración que le permite adquirir su color característico. Ese mosto yema es fermentado de forma espontánea a temperatura controlada, para mantener todos sus aromas, en depósitos de acero inoxidable, y desde ahí, tras un periodo de estabilización ya está listo para salir a ser degustado, evocando esos recuerdos de antaño, pudiendo volver a pedir un clarete en nuestro bar favorito.

Breves apuntes técnicos

Tipo de vino: Rosado
Añada: 2019
Indicación geográfica : D.O. Ribera del Duero
Grado: 14,5% Vol

3,2,1 ..se rueda. Preparando el escenario

En el siguiente video podéis ver como se llevó a cabo el proceso de descorche, percibiendo esas primeras sensaciones que nos transmite el contacto con el tipo de cápsula, etiquetas y tapón.

 

Con los 5 sentidos….bueno 3 en este caso

El proceso de cata, desarrollado en sus distintas fases quedó definido como se muestra a continuación

  • Fase visual
    • Vino de intenso color brillante, con marcada tonalidad rojo fresa y sutiles pinceladas rosas en los bordes, consiguiendo una armonía de color muy llamativa.

  • Fase olfativa
    • Destaca por su carácter acentuadamente afrutado, pudiendo distinguir en nariz intensos y agradables aromas a frutas rojas de larga persistencia.

  • Fase gustativa
    • En boca lo que más llama la atención es su frescura, consiguiendo un perfecto equilibrio entre acidez y el considerable grado alcohólico que posee para ser un rosado. Siguen presentes sabores afrutados que generan un elegante paso por boca y una notable persistencia.

Valoración

El vino se comercializa en una botella bordelesa, jugando un poco con la tradición, con encapsulado sencillo y corcho técnico 1+1, más que suficiente para preservar un vino como éste de consumo rápido.

El etiquetado es muy colorido y moderno, juega con los colores de las etiquetas y la definición del tipo de vino. En el reverso podemos ver la imagen de un gallo, retrotrayéndonos a la definición que del color de este tipo de vinos hacían nuestros mayores “ojo gallo”.

No se trata de un vino rosado al uso, de cooperativa, va un poco más allá. Debido a ese plus de calidad su precio puede oscilar entre los 5,70€ y los 6€, pudiendo parecer excesivo si tenemos en cuenta que podemos comprar por esos precios tintos jóvenes y robles que demandan mayores elaboraciones, aun así, su precio resulta inferior al compararlo con otros vinos rosados de la misma categoría ( Montecastrillo Rosado de Bodegas Torremilanos o Viña Pilar de Bodegas Felix Callejo).

Sin embargo, a pesar de su coste, una vez que lo probemos dejará en nosotros un agradable recuerdo que nos llevará a pedir de nuevo otra copa el siguiente día que nos encontremos frente a la barra de nuestro bar o taberna favorita.

Conclusiones.

No cabe duda que no todos los consumidores se decantan por los vinos rosados, pero en el caso de querer dar el paso y probar uno de ellos, tal vez, éste sería por el que se podría comenzar.

Es un vino fácil de beber, refrescante, muy adecuado para “chatear” sin sentir la pesadez de los tintos, pero también encaja perfectamente con multitud de platos, así, se muestra ideal para acompañar ensaladas, pastas y quesos, las tradicionales chuletas de lechazo a la brasa castellanas, pescados blancos y marisco. Además, muestra una perfecta combinación con postres, pudiendo constatar el famoso dicho de las gentes de Aranda.

El buen arandino, con el postre vino

Anónimo

Este vino trata de unir las tradiciones con las técnicas de elaboración enológicas más modernas, logrando un producto de gran calidad, que además es capaz de atraer a los consumidores más jóvenes que antes no se decantaban por el vino, ¡¡¡TODO UN GRAN ACIERTO!!!

Y allá va la despedida

Como así reza una conocida canción popular de la zona ribereña, para finalizar esta entrada podemos decir que gracias al renacer de vinos como este Hoyo de la Vega y otros muchos similares que ya llevan años comercializándose, se ha recuperado la vitivinicultura más tradicional de la Ribera del Duero en la que tienen cabida “claretes” que hasta hace poco sólo se podían encontrar en algunas cooperativas de algunos pueblos, que seguían manteniendo la tradición frente a la aplastante superioridad del “todopoderoso” tinto.

Bonus track

En la siguiente imagen podemos ver de forma resumida los datos más representativos del vino catado, en lo que viene a conformar la ficha técnica de nuestro rosado, Hoyo de la Vega 2019.

Ubicación

[googlemaps https://www.google.com/maps/embed?pb=!1m18!1m12!1m3!1d2976.0009798362216!2d-3.7490742847168232!3d41.76363667923131!2m3!1f0!2f0!3f0!3m2!1i1024!2i768!4f13.1!3m3!1m2!1s0xd4683ad51a0ce31%3A0x5e4ef210cc49d05d!2sBODEGAS%20VALLE%20DE%20MONZON%20SL!5e0!3m2!1ses!2sus!4v1610840769090!5m2!1ses!2sus&w=600&h=450]

Suscríbete para estar al tanto de las novedades

[jetpack_subscription_form show_subscribers_total=”false” button_on_newline=”false” custom_font_size=”16″ custom_border_radius=”0″ custom_border_weight=”1″ custom_padding=”15″ custom_spacing=”10″ submit_button_classes=”” email_field_classes=”” show_only_email_and_button=”true”]

Contacta con nosotros

Danos tu opinión

Descubriendo Tarsus…

Introducción

El vino elegido para mi cata personal ha sido un tinto crianza D.O. Ribera de Duero, elaborado con uvas tempranillo. Esta variedad es la más prestigiosa y está considerada como la más característica de las variedades de uva españolas. Es una cepa de producción media que da como resultado vinos estructurados, ricos en alcohol y con capacidad de envejecimiento, debido a su escaso nivel oxidativo; posee un color rubí característico, profundos aromas de pequeños frutos del bosque…

Sobre la bodega

Bodegas Tarsus se sitúa en la provincia de Burgos (Castilla y León). Junto a un pequeño pinar, rodeado de viñedos, se descubre ante el mundo la luminosidad y el equilibrio de esta finca de impronta claramente francesa.

Esta bodega apuesta por sacar el máximo partido a los rasgos únicos de su viñedo, situado en el corazón de la Ribera del Duero. Y así, los procesos de vendimia y vinificación se realizan por parcelas, bajo las directrices del enólogo, convertido en autor y responsable de la obtención de vinos de aromas profundos, alta concentración y potencial de envejecimiento. Sus vinos tienen una gran personalidad que buscan extraer lo mejor de la Tinta del País (Tempranillo).

Bodegas TARSUS

El vino… Quinta de Tarsus

Un vino elegante y de buena estructura en el que los aromas a frutas rojas se ensamblan con las notas tostadas y los recuerdos a especias y bálsamos tomados de la madera de roble. Está elaborado con uvas 100% tempranillo. Pertenece a la cosecha de 2015 y su graduación alcohólica es de 14,5% vol.

Se realiza mediante un despalillado y estrujado de la uva. El vino fermenta en depósitos de acero inoxidable durante entre 20 y 30 días, a una temperatura entre 24º y 26ºC con el objetivo de conseguir mayor carga de fruta, para posteriormente pasar a barricas de roble americano y francés donde cría durante 12 meses. Este vino termina de afinarse durante un año más en botella.

Premios…

La importancia de los sentidos…

Recomendaciones…

Maridaje ideal con carnes rojas, caza mayor y quesos semicurados. Temperatura de servicio en torno a 14º – 17º C. El precio de la botella está en torno a 14€, quizás un tanto elevado pero una vez probado, no se te hace caro.

Sabías que…

El término Tarsus deriva de Tarso, nombre de una antigua ciudad de Cilicia, en Asia Menor, cuna de la civilización del vino y donde se plantan vides desde hace más de 6.000 años.

DOMINIO DE ATAUTA 2016

A 1.000 metros de altitud en la localidad Atauta (Soria), existe un valle único que constituye una auténtica joya enológica y etnográfica. En este enclave tan singular se descuelga, literalmente, Bodegas Dominio de Atauta.

Bodegas Dominio de Atauta bebe de la tradición de un valle con más de cinco siglos de tradición vitivinícola y con unas condiciones extremas, tanto por la altitud en la que se encuentra situado, como por un clima con pocas lluvias y grandes oscilaciones térmicas

Dominio de Atauta se sitúa en el corazón del valle de Atauta, pertenece a la denominación de origen Ribera del Duero y sus vinos marcan una serie de elementos fundamentales, diversidad y profundidad de suelos, altitud, que llega a los 1000 metros y el factor denominador común de sus suelos, la roca caliza.

CATA: DOMINIO DE ATAUTA 2016

VARIEDAD: 100 % tinto fino.

CRIANZA: 16 meses de barrica de roble francés

GRADO: 15% Vol.

ANALÍTICAS: 4,65 G/l (ac. tartárico), 1,4 g/l , ph 3,55.

ELABORACIÓN: Selección de los 25 mejores terroir del valle de Atauta , elaborado en tinas de madera y crianza en barricas de roble francés.

VIÑEDO:

La edad del viñedo comprende desde los 120 a los 160 años de edad.

Altitud: desde los 940 metros del fondo del valle hasta los 1010 metros en las zonas más altas.

Suelos: la composición de los suelos es variada, arenas calcáreas con canto rodado, franco arenosos o arcillosos y todo ello bajo el factor denominador común de los suelos del valle, que es la roca caliza, con diferentes profundidades de suelo de los 0,7 metros a los 2 metros.

NOTAS DE CATA:

Tapón: corcho natural 49*24 marcado 2016.

Botella: Borgoñona

Presentación de la botella: Capsula de estaño en color rojo, etiqueta y contraetiequeta elegante, tradicional y sencilla.

Temperatura de degustación del vino: 16ºC.

Fase visual: Vino limpio, capa de color intensa, color cereza picota con reflejos violáceos en el ribete.

Fase olfativa: Aroma intenso, franco y complejo, madera muy bien integrada en el vino. A copa parada aparecen los aroma de fruta roja y negra. Al mover la copa aparecen aromas a hierbas aromáticas que se integran con un fondo mineral de tiza.

Fase gustativa: Sabor muy persistente en boca, gran potencial, carnoso, elegante, sabor mineral, complejo y la madera está muy bien ensamblada.

CARACTERÍSTICAS DE LA AÑADA: 2016 es una de las grandes añadas de la Ribera del Duero, esta añada va de la mano cantidad y calidad. Hizo un otoño e invierno con abundantes lluvias, por lo que la viña aprovisionó reservas para el verano. Las mejores condiciones óptimas la añada 2016 culminó con una gran brotación, maduración y equilibrio.

PRECIO: 26,00 euros.

PUNTUACIONES GUÍAS: 92+Parker , 94 Peñín

IMPRESIÓN PERSONAL: Es un gran vino, es elegante, intenso y persistente en boca. Es un vino que lo tienes que degustar con comida ya que tiene un gran potencial en boca. Relación calidad-precio es aceptable.