…”pierde a los hombres el querer ser diferentes de si mismo”

… EL BVSCON – CAPÍTVLO I – El Lobo…

Un regalo recibido estas navidades que ha demostrado ser una sorpresa y sobre todo un gran descubrimiento.

Se presenta en una botella de estilo bordelés pero de media altura, un poco chata, recordando un poco a las botellas del siglo XVIII o a las empleadas para el Vin Jaune, aunque en este caso su volumen es de 75cl.

La etiqueta recita: “De la vendimia de 2019 de una parcela vieja de cencibel villarrobletense nace este vino. Juan M. de la Cruz y Javier Caravaca cuidaron con mimo 36 arrobas de tinto, con maceración carbónica y 6 meses en tinaja del maestro Gimena. Para que puedas probarlo, el RE:CLM-0706/AB de Vinos de la Cruz embotelló los 75cl que tienes en la mano, cuando marcaba 13,5%vol, para VinosRaros. Si bien contiene sulfitos, has de saber que son suyos y no por añadidura. Sobra decir que la IGP Vino de la Tierra de Castilla certifica estas líneas. Hemos preferido que llegue a ti sin filtrar ni clarificar para que lo disfrutes con la misma naturalidad con la que lo hemos hecho, porque, como decía Quevedo, ”pierde a los hombres el querer ser diferentes de sí mismos,” y no buscamos eso. Yit nos recuerda las ediciones del s.XVII de El Bvscon que inspiran la imagen de este vino.”

 

Para el cierre se ha elegido el empleo de tapón de cristal integrado con membrana de plástico. No tengo experiencia en vinos con este método de cierre, aunque me resulta que Basilio Izquierdo o Bodegas Habla, emplean este sistema desde hace bastantes años. En cambio, en vez de emplear las habituales capsulas de aluminio o plástico, se ha utilizado el lacre, del tipo sintético fácilmente removible, para proteger el cuello. Una práctica que en los últimos años es muy empleada.

Seguramente un detalle muy acertado es el empleo de una cinta decorativa en el cuello donde se señala la añada.

Presentación general muy lograda. Aspecto esencial, serio y discreto. Llama la atención sin ser llamativo. Cualquier elemento común fácilmente detectable en el resto de etiquetas convencionales, como volumen, alcohol, D.O. etc etc, en el caso que nos compete, se integra en el texto de la contra-etiqueta, que se presenta en forma de pequeño “prólogo” para conocer el proceso creativo de su génesis, además de contener las características básicas del producto contenido.

Marca – VinosRaros

Vino tinto.

Bodega – Embotellado por RE:CLM-0706/AB de Vinos de la Cruz para VinosRaros.

Añada:2019

Indicación geográfica Protegida Vinos de la Tierra de Castilla.

Grado 13,5%Vol

Elaborado por Juanmi de la Cruz y Javier Caravaca.

Parcela Los Parientes, plantada con viejas cepas de Cencibel en Villarobledo, Albacete, Castilla la Mancha.

Vinificación. Aproximadamente 400kg de uva, 36 arrobas, elaboradas con la técnica de la Maceración Carbónica.

Crianza: 6 Meses en Tinajas de Alfonso Gimena Lara de Villarobledo.

Embotellado: Sin filtración ni clarificación.

Precio Franja 10-20€

CATA

Fase visual. Capa media baja de tonalidad rubí con ligeras sombras que viran hacia el bordeaux, buena intensidad, brillante y límpido.

Fase olfativa a copa parada. Frutos rojos maduros y compota de fresa. Ligera sensación de sabor de Guindas en alcohol, como el Ginja portugués, trasmitiendo ese característico punto dulzón de los frutos maduros con el toque etéreo de la maceración.

Fase olfativa en agitación suave. Se repiten los frutos rojos maduros. Se acentúa algo más la presencia de alcohol. Moviendo la copa se percibe una lejana sensación a tierra y/o humedad. Identifico esta componente similar a la percepción sensorial que se experimenta al entrar en una caseta de aperos o un almacén de herramientas, cuando todo lo que está dentro se encuentra recubierto bajo una ligera patina de tierra, que irrevocablemente llama a la conexión que existe con las tierras arcillosas que han ofrecido materia prima de las tinajas en la cual se ha vinificado el vino.

Fase gustativa: Buena acidez, sin detectar una excesiva frescura, que equilibra los taninos. Estos últimos solo se revelan al final de la degustación, aunque sin entumecen la boca con astringencia y se compenetran plácidamente con la acidez generada en los extremos laterales. Se consolidan tanto los frutos rojos maduros como los frutos macerados en alcohol.

Al paladar resulta gustoso, sin excesos y con una persistencia muy delicada y sutil, resultando un conjunto muy agradable.

Concluyendo, no imaginaba que una maceración carbónica, tal y como se describe el en reverso de la botella, pudiera llegar a dar un vino con esta sutileza sin explosionar en un abanico de fruta y colores. Considerando la variedad, Tempranillo que en Castilla la Mancha se denomina Cencibel, y la zona de proveniencia, opino que se ha conseguido un vino muy poco común, fuera de la corriente comercial que predomina en la zona. En mi opinión, he encontrado vinos de La Mancha que son muy cargados y pesados donde difícilmente consigo llegar al final de la botella sin llegar a sentir cansancio y desinterés por lo que estoy bebiendo, cosa que en este caso no se verifica absolutamente.

Me recuerda, salvando las evidentes diferencias, a los vinos de Gamay de la zona de Morgon, en Francia.

Me ha sorprendido positivamente. No esperaba tanta finura, sobre todo por ser el primer vino que se saca al mercado. Desconozco si existen añadas anteriores no comercializadas.

Más información en los siguientes enlaces.

https://javiercaravaca.com/2020/11/26/el-bvscon/
https://www.orangewines.es/es/bvscon/

https://vinosraros.es/epages/4115023f-2754-4156-8775-1588e6acf89e.sf/es_ES/?ObjectPath=/Shops/4115023f-2754-4156-8775-1588e6acf89e/Products/BVSCONC12019

https://www.informavalencia.com/2020/11/13/el-bvscon-joya-escondida-en-el-amazonas-del-vino/

 

Vinos de mesa que alegran el día.

Estantería hipermercado

Es viernes, última hora de la tarde y bordeando el toque de queda (maldito Covid19) hay que hacer la compra.
Ya con todo lo necesario para sobrevivir una semana mas en el carro me dispongo a ojear el pasillo que despierta ilusiones entre los jóvenes un sábado por la noche.

Las estanterías están repletas de botellas de todos los colores, graduaciones y formas pero la mirada me lleva directamente al apartado de vinos donde de forma sutil me voy acercando como una leona acechando a su presa. ZAS! no hay tiempo de reaccionar, dos botellas de vino tinto caen al fondo del carrito sin que nadie se percate.

Solo queda huir del lugar del crimen y la parte mas difícil de todas, pagar. Van sonando los pitidos de la caja registradora aunque no parece importarle a nadie, saco la cartera la deslizo por el lector y me voy.

Un rato después ya en casa y con el vino refrigerándose medito sobre la aventura del día de hoy con la única intención de hacer esta maravillosa cata de dos vinos de mesa de hipermercado que os traigo hoy:

 

Vinos seleccionados para la cata

Vino tinto monovarietal Syrah, Mar de Uvas. Sin D.O.

Bodega, Viña Tridado. (Tarragona)
Grado alcohólico, 13,5%.
Añada 2019.
Precio 2,4€.

En este caso nos encontramos ante un vino embotellado “por para”, sin más datos que los que podemos observar en el reverso del envase y sin posibilidad de descubrir al artífice del producto, estilo de vinificación o procedencia exacta.

A primera vista no destaca del resto, botella bordelesa, una etiqueta corriente con ligero relieve  y encapsulado morado.

La primera razón de su compra, la variedad de uva impresa en la parte frontal (No me puedo resistir siendo Syrah). La segunda, la novedad del producto, con algo menos de un año de cara al público es tentador probar vinos con pocas referencias.

Una vez abierto, con un cierre de corcho aglomerado que se desmenuza ligeramente al contacto con el sacacorchos se asoman los primeros aromas.

Ya en la copa puedo apreciar que es un vino límpido, de color cereza intenso no demasiado brillante y capa media.

Pasando a la fase olfativa, sin detectar ninguna anomalía a copa parada la primera impresión es agradable. Es un vino ordinario, con aromas primarios afrutados aunque de corta duración.

En movimiento el vino gana intensidad pero sin apreciar evolución alguna o quizás con toques demasiado sutiles que no me permiten descifrar el contenido.

En el apartado gustativo una primera impresión buena, tiene un toque dulce y untuoso.
De acidez viva sin ser excesiva y una potencia alcohólica suficiente, es redondo con taninos
maduros, algo suaves para mi gusto.
En retronasal se queda algo débil en cuanto a intensidad.

Como impresión final diría que estamos ante un vino armónico, con un posgusto directo de
persistencia corta y aunque sea un vino común de mesa está muy por encima de la media
que podemos encontrar en un hipermercado.

Excelente calidad/precio, sin duda para el día a día es un vino que no debería faltar en la despensa y que seguramente guste a la mayoría de comensales.

Haz click aquí y te subo al análisis del Merlot, es gratis

Vino tinto monovarietal Merlot, Mar de Uvas. Sin D.O.

Bodega Viña Tridado. (Tarragona)
Grado alcohólico, 13,5%
Añada 2019.
Precio 2,4€

Es el momento de hablar del hermano “menor” de este par de vinos, personalmente no lo había catado hasta este momento y he quedado muy sorprendido en la rivalidad que hay a la hora de escoger al hijo predilecto y ganador.

Como en el vino anterior, la presentación es la misma cambiando tan solo el color del
encapsulado que en este caso es de un color rojizo.

Presentado en su copa tiene un color granate con capa baja. Es un vino brillante y limpio
con un matiz e intensidad claros.

En nariz sorprende, a copa parada ya se notan una serie de aromas primarios a fruta
bastante marcados. En agitación todavía más, muy destacado en este aspecto.

Una vez en boca es un vino ligero y fresco, de poca aspereza quizás se echa en falta un
tanino más marcado aunque este se encuentre maduro.

Como conclusión es equilibrado, un poco más de cuerpo y posgusto no le iría mal pero en
general un vino destacable igual que su hermano por la relación calidad precio que tiene
siendo un vino de a diario.

Nota extra, tras una segunda cata olfativa aparecen notas a regaliz y curry en retronasal,
siendo el primero más persistente y el segundo un toque fugaz pero intenso a especias.

Al final solo puedo añadir que es un agradable descubrimiento, tanto el Merlot en este caso como el Syrah que sin ser vinos de gama alta pueden plantar cara y sacar pecho ante otros vinos que cuesten tres y cuatro veces más.

Vaya que rápido, ¿has leído ya el análisis del Syrah? Haz click aquí.

Llegamos al final de la cata y me despido de todos con un brindis a vuestra salud, espero que os haya gustado. Os dejo unas mini-encuestas por si queréis valorar los vinos.

Jarrarte 2019

Jarrarte 2019 es uno de los vinos jóvenes que elaboran Abel Mendoza y Maite Fernández en San Vicente de la Sonsierra (La Rioja). La pequeña bodega elabora una amplia gama de vinos, muy artesanales, pasión que les ha llevado a ser reconocidos como unos de los grandes vitivinicultores de la DOCa Rioja a nivel mundial.

Etiqueta: Jarrarte

Vino: Tinto joven. Maceración carbónica

Bodega: Abel Mendoza

Añada: 2019

Variedad: 100% Tempranillo

Ubicación. San Vicente de la Sonsierra.
528 metros de altitud.

Denominación: DOCa Rioja


Nota de cata

Vino muy limpio, brillante, de color rojo picota, con cerco en el que aún se aprecian ligeramente algunos matices cardenalicios y de capa media alta. En nariz oferta una enorme intensidad aromática en la que armonizan perfectamente la fruta roja que transita de su frescura inicial a más madura, caso de cereza, grosellas y moras. En boca irrumpe con un enorme frescor y vida, propia de una maceración carbónica suave. Se muestra goloso, muy suave y caliente por su alto grado alcohólico para un vino del año, con una acidez perfectamente acoplada. Pleno, incluso poderoso, pero no difícil de beber. El retrogusto eleva su enorme potencial en nariz. De recuerdo largo, deja al final tímidas notas propias de una maceración con raspón.


Conclusiones

Vino joven que se pueden encontrar en vinotecas y tiendas especializadas por un precio que ronda los 7-8 euros y que, si bien no es de la añada más reciente, no solo aguanta perfectamente en botella, sino que gana en ella.

Su presentación, además, hace un guiño a lo juventud del vino, con los tonos morados en etiqueta y cápsula, y a la variedad de la uva empelada, Tempranillo, cuya hoja de otoño está también presente. Al descorchar, la presencia de un corcho natural en un vino de año y de consumo rápido ya refleja que estamos ante un producto cuidado.

Con esta añada, Abel Mendoza y Maite Fernández celebran los 30 años del primer Jarrarte maceración carbónica que salió al mercado, en 1989, un año después de crear su bodega.

El vino expresa perfectamente la personalidad, creencia y pasión de Abel y Maite. El vino se hace en el viñedo, con respeto al medio ambiente y con producciones reducidas, muy por debajo de los límites que marca el Consejo Regulador de Rioja.  


Algunas opiniones

“Abel y Maite están detrás de algunos de los vinos más curiosos, escasos y buscados de Rioja. Encarnan a la perfección el concepto borgoñón del viticultor que trabaja con dedicación sus viñas y las traduce en vinos personales fruto de la interpretación de los diferentes terruños”, dice Spanishwinelover.

Tim Atkin, Master of wine y una de las grandes voces en el mundial la consideró Bodega del Año en 2015, cuando hizo su primera clasificación de Rioja por bodegas y vinos que elaboran.


Imágenes

 

“No hay secretos, está todo en la viña”

Abel Mendoza

 

TIERRA NACE DE LA TIERRA

“Es nuestro origen, el punto de partida, el lugar del que brota nuestra vida, nuestra casa, nuestras viñas… nuestros vinos.”

Bodegas Tierra

Bodegas Tierra

Hoy he optado por un vino de mi pueblo, de mi tierra, un vino de Labastida, la Bodega elegida para esta cata ha sido BODEGAS TIERRA DE AGRÍCOLA LABASTIDA

Situada en el Barrio del Olmo, barrio judío por excelencia de Labastida, se trata de una construcción compuesta por cuatro casas y un patio trasero. Bajo ellas se encuentra un curioso y divertido entramado de cuatro cuevas diferentes que datan de entre los años 1400-1500, un excelente espacio para el reposo de sus caldos.

500 barricas de diferentes tipos de robles descansan en la parte superior, manteniéndose durante todo el año a la misma temperatura y humedad de manera natural.

La viticultura ha estado siempre unida a su familia. Sus antepasados han vivido en Labastida y sus alrededores, rodeados de cuevas, viñedos y jarros de vino y generación tras generación, de padres a hijos, han ido transmitiendo su amor y su pasión por el vino y la tierra.

Veinticuatro hectáreas propias, seis alquiladas y dos minuciosos productores de Labastida y de San Vicente de la Sonsierra.

Así nacen sus preciados caldos, ante la atenta mirada de la sierra de Toloño. Creen que el secreto de una buena parcela está en saber combinar suelo, orientación y variedad. Para esta bodega cuidar y mimar el Terroir es muy importante, le dan suma importancia a esa peculiaridad de la Tierra de Rioja Alavesa, en toda la variedad de vinos que ellos producen es algo que destacan.

Ubicación:

Si os apetece saber y ver algo más de la Bodega aquí os dejo un video sobre ellos:

https://www.youtube.com/watch?v=p-nXUPy1jrg

Sobre el Enólogo??

Nueva DO Viñedos de Álava

Carlos Fernández es el enólogo de Bodegas Tierra y propietario junto con su familia.

Fue alumno del primer master de tres años que se llevó a cabo en Laguardia sobre Enología. Pero el mejor maestro ha sido su hermano Fidel con esa idea infatigable de “elaborar, elaborar y elaborar vino”.

A sus 47 años se considera tan viticultor como bodeguero, y tras 29 años elaborando vino en la parte alta de su pueblo, en la zona de la judería de Labastida, ahora sí puede decirse con rotundidad que el hijo de Fidel y el nieto de Emilio tiene verdaderamente metido en los tuétanos el encantamiento del Vino. La magia que va saltando en la Comarca de generación en generación.

“En mi familia somos la tercera generación elaborando vinos. Mi abuelo paterno Emilio era de Casalarreina, fundador de la Cooperativa Solagüen de Labastida en 1964. Hasta 1991 estuvimos vendiendo nuestras uvas a Solagüen y trabajando en mil cosas cada uno de los tres hermanos. A partir de ahí creamos nuestra bodega y hoy es de los que conoce el viñedo, las cepas, las cuevas, los lagares, la historia de la Comarca. Hasta las huellas de los animales que atraviesan por el interior de sus viñas. Toda la vida funcionando en estos lares. “Admiro a la gente que lleva aquí toda la vida. A los vecinos que han labrado todas sus viñas y cuidando un viñedo que les dejó su padre. A los que han vivido y viven el viñedo de verdad. Les admiro como a nadie más puedo admirar de igual manera”.

Si hay que definir a Carlos Fernández Gómez, debe decirse que es locuaz, cristalino y sincero. De los que hablan con franqueza. De esas personas que parece tener algunas cosas muy bien pensadas a estas alturas de su vida. Por eso a veces sus pensamientos caen como un hacha sobre un tronco que va ser cortado.

El vino elegido: FERNÁNDEZ GÓMEZ 2019

 

Se trata del vino tinto joven de la familia, del benjamín. Fernández Goméz son los apellidos de esta saga, a ellos en cada vino que elaboran les gusta rendir homenaje a algún miembro de su linaje, a su padre por ejemplo le dedican Tierra Fidel Tinto y el Tierra Fidel Blanco, La Abuela Visi es un vino que honra a su abuela…

Para la elaboración de este vino, utilizan la vendimia manual en carros de 2.500 kilos. Este vino tiene una elaboración tradicional, Maceración Carbónica de Rioja Alavesa, la fermentación alcohólica se realiza con la uva entera en depósitos cerrados de hormigón. Permanecerá almacenado en depósitos de hormigón hasta su embotellado.

Como ya he dicho antes, Carlos sigue elaborando por este método tradicional, por que para él todo lo que tenga que ver con las costumbres, herencias familiares, tradiciones etc, son su punto de partida.

Maceración Carbónica

Me parece interesante explicar un poquito en que consiste la Maceración carbónica ya que es un proceso que todavía se hace en Rioja Alavesa. La maceración carbónica es un proceso fermentativo en el cual los racimos de uvas pasan a los depósitos enteros sin despalillar y en una atmósfera muy pobre en oxígeno, menos del 1%. La idea es introducir en un depósito los racimos enteros y sanos de las uvas, puede conseguirse con el propio CO2 que desprende el mosto de las uvas que se aplastan en el fondo del depósito cuando comienzan a fermentar, o añadiendo CO2 previamente al depósito para introducir las uvas en una atmósfera pobre en oxígeno. Este proceso dura unos siete días y después se pasa a prensar las uvas y fermentar el vino de manera tradicional. De esta forma conseguimos vinos muy aromáticos y frescos que son la alegría de cualquier mesa. Este proceso para elaborar vino es muy delicado y supone una serie de cuidados en la elaboración muy importantes.

Debido a la ausencia de oxígeno dentro de la uva se producen una serie de cambios fisiológicos, como por ejemplo la degradación del ácido málico, lo que hace los vinos más fáciles de beber, menos ásperos y otros procesos enzimáticos que aumentan de manera notable su capacidad aromática. En cata su sabor y aromas son muy agradables y frutales.

Este proceso para elaborar vino es muy delicado y supone una serie de cuidados en la elaboración muy importantes.

maceracion carbonica

Cata Descriptiva

Como vemos la botella utilizada para este vino, es la bordelesa de 75cl, la etiqueta frontal es algo clásica donde se puede ver una especie de bodegón floral-frutal con animales muy típicos de la zona, como son: el conejo, mariposa, libelula, golondrinas… Destaca la aparición del término Rioja Alavesa, como he dicho anteriormente para esta bodega su origen y su tierra es muy importante.

En el reverso de la botella, en la contraetiqueta nos dice que tiene 13%vol y que esta hecho con un 90% de Tempranillo, 5% Viura y 5% Garnacha y que esta elaborado con uva de sus viñedos propios.

Como vemos en este video en el descorche nos encontramos con un encapsulado bastante sencillo y un corcho técnico 1+1, en el corcho viene serigrafiado Rioja Alavesa y Labastida. Al ser un vino tinto joven de rotación rápida tampoco precisa de más calidad.

https://www.youtube.com/watch?v=knnzWUISA_M

En este segundo video se aprecia como al servir el vino en la copa destaca el color cereza violácea, ya que todavía el vino está muy vivo y le quedan los violetas, se acentua el brillo y la limpidez , no apreciandose turbidez por ningún ángulo de la copa. También se ve como la intensidad de capa es media ya que como veis se ve la sombra por abajo.

https://www.youtube.com/watch?v=fOPaTUPJuEE

En la nariz, la primera impresión a copa parada fue de olor a reducido, me sorprendió un poquito, pero si que es cierto que una vez oxigené el vino ese aroma desapareció para dar paso a un aroma agradable, fino, con toques de fruta roja, que en este caso me recordaban a fresa, una fresa un poco ácida, también tiene un toque a frambuesa, olores característicos de la maceración carbónica, la duración de estos aromas en nariz fue media.

En boca, es un vino que dice mucho, muy expresivo, mi primera sensación fue muy agradable, un vino equilibrado en cuanto a acidez y frescura se refiere, un vino que me recordó a las gomínolas de fresa que comía cuando era niña, con un tanino suave, rico y bueno, sin ningún tipo de astringencía. Me parecio un vino bastante redondo y franco ya que me supo a lo que me olió. La presistencia en boca también fue media, ya que no se fue rápido pero tampoco perduro mucho tiempo en boca.

Valoración final:

Para ser un vino de año, de 2019, esta muy rico, todavía conserva bastante bien los aromas, y en boca resulta muy agradable con ese equilibrio entre su acidez y frescura.

Mi valoración para este vino sería de 14/20, por lo tanto le daría un notable, considero que es un vino de año muy bien ejecutado, y que me ha gustado, a mi personalmente me gustan los maceraciones carbónicas, esa potencia de la fruta en boca, me parece un vino muy fresco, expresivo, vivo y fácil de beber.

Con respecto al precio, a mi me costo 4E la botella, mi valoración sería 7/10, comparando precios con otros maceraciones carbónicas de la zona, esta bastante bien de precio.

VINOS CON LOS QUE SE PUEDE COMPARAR:

  • Mitarte Maceración Carbónica 2019, de Bodegas Mitarte de Labastida.

Precio: 3,95E

  • Muñarrate 2019, Maceración Carbónica de Bodegas Solabal en Abalos.

Precio: 4,95E

  • Murmuron 2019, maceración carbónica de Bodegas Sierra cantabria de san Vicente de la Sonsierra

Precio: 5,70E

Maridaje:

Recomendado para comidas informales, tapas, quesos y platos típicos riojanos, como las patatas a la riojana…

Conclusiones:

Es un tinto fácil de beber, resulta fresco y agradable y yo lo recomendaría para ir de poteo (txikiteo). Se puede beber en cualquier época del año, por que a la vez que refresca también va calentando por dentro (Jajjajaja).

Acabo esta entrada en el blog con otra cita de esta gente:

Este vino fue sueño de nuestros abuelos, esfuerzo de nuestros padres, es fruto de nuestro trabajo y el futuro de nuestros hijos.

Bodegas Tierra

Danos tu opinión!!

Que os ha parecido??

 

Buscando perlas!

Propuesta, vino Rocablanca reserva 2016, DO Terra Alta.

Me gusta el vino! Y mas me gusta encontrar vinos con gran relación calidad precio! Claro esta que a la que te gastas mas de 10-15€ seguro que vas a tener un vino excelente entre tus manos (te gustara mas o menos, le encontrarás flor de azar o de madreselva y vas a ser mas o menos critico en función del día que tengas, pero sin ninguna duda vas a tener un vino bien elaborado) Con lo que no hay lugar a dudas.

También me gusta el riesgo de aquí viene que proponga un vino de 3,20€ Seguro será una sorpresa para mi, nunca lo he probado antes y tengo ganas! a ver si encontramos una pequeña perla escondida!

Poniendo en contexto,

Rocablanca reserva 2016 es un vino producido por la cooperativa Unió para GM food iberica, bajo la DO Terra alta. GM es una empresa dedicada a la venta de productos alimentarios a por mayor. Vende sus productos en sus supermercados para mayoristas y también distribuye a restaurantes, supermercados, colmados… Lo que buscan es tener una buena gama de productos a muy buena relación calidad precio y por ello contactan directamente con productores para crear-los. En este caso se unieron a cooperativa Unió con sede en Reus, esta cooperativa de segundo grado engloba a 168 cooperativas repartidas en casi toda la península ibérica y baleares.

Sobre la DO Terra Alta, 

La Denominación de Origen Terra Alta es la Denominación de Origen más meridional de Cataluña. Esta región interior ha estado íntimamente vinculada al mundo del vino desde hace 1.000 años. Autores de la época ya destacan la personalidad de los vinos de la Terra Alta en escritos que datan entre 1.296 y el 1.319 DC, una personalidad que se manifiesta en su gente y su forma de entender la vida y la viticultura.
La garnacha es la gran estrella de la Tierra Alta, superando el 40% de la producción de esta DO. Los vientos cierzo y ábrego peinan la Tierra Alta favoreciendo la maduración de la uva ya que refrescan las cepas durante el caluroso verano y también así evitando la aparición de enfermedades fúngicas. Las viñas se cultivan mayoritariamente en terrazas irregulares, sobre un suelo mayoritariamente calcáreo y pobre en materia orgánica. Esta zona disfruta de un clima mediterráneo con influencias continentales.

Vamos al vino!

Nombre: Rocablanca Reserva

Añada: 2016

Variedades: Garnacha tinta, Tempranillo y Mazuelo

Elaboración: 12 meses en barrica

Grado alcóholico de 13% vol

Otras informaciones: Recomendación de servirlo entre 14 y 16 ºC, ideal para carnes rojas, estofados y quesos.

Al ser un vino de para/por o por/para no hay información disponible en las redes.

Presencia: Botella tipo borgoña de cristal fino. Capsula negro mate de metal en la parte superior y plástico el resto, etiqueta lisa de color negro brillante con dibujos finos de la silueta de una llave antigua de color blanco, en dorado se destaca el Roca y reserva, la contra etiqueta es blanca y negra, con la información necesaria en castellano y inglés. Tapón de corcho aglomerado.

En mi opinión una botella con un acabado simple, pero elegante.

La cata!

El tapón ha salido bien, la parte que esta en contacto con el vino tiene muy poco color impregnado, seguramente no llevará mucho tiempo en botella. Oliendo el corcho no detecto TCA.

Visual: Tonos rojizos girando a teja, vino con capa media 6-7, brillante y muy limpio.

Olfativo: A copa parada me sorprende por la intensidad aromática que es alta, con mezcla de aromas a frutas rojas y madera, muy agradable.

Al agitar se forma poca lágrima y se pierden los aromas a frutas rojas y solo quedan los derivados de la madera, empiezan a salir algunos aromas a especies que le dan un poquito de complejidad.

Gustativo: Entrada en boca muy suave, de echo es muy ligero, los taninos son casi inexistentes, la acidez es muy justa, no da frescura y queda un poco pesado. Poco cuerpo y volumen. Persistencia muy corta. En retro nasal sale madera y mas madera omitiendo por completo las frutas rojas del inicio, buscando mucho aparece un poco de bajo bosque y algún toque especiado (pimienta, clavo) Aromáticamente ha mejorado un poco al cabo de un rato abierto.

Mi conclusión, (completamente discutible) Para mi un vino con muy buena presentación, pero que en cata es un quiero y no puedo. Se ha quedado corto en todo! Pretende ser un reserva pero no lo es ni de lejos, le falta cuerpo, volumen, persistencia, color y le sobra madera… Quedándose en un vino ligero de fácil beber con un marcado aroma a madera, que tal vez puede ser valido para acompañar platos ligeros (tipo pizza, pasta con salsa boloñesa, una tortilla de patatas…)

Al final no ha habido perla!

Albariño barrica blanco bodegas Cabernet Sauvignon cariñena Cata Chardonnay Crianza DOCa RIOJA España Garnacha Garnacha tinta Gewürztraminer Godello Graciano IES la Laboral Joven Macabeo Malvasía Mencía Merlot Monastrell Navarra Pedro Ximénez Pinot Noir prieto picudo Reserva Rias Baixas Ribera del Duero Riesling Rioja rioja alavesa Sauvignon Blanc Spain SVN2 Syrah Tempranillo Tinto Txakolí VERDEJO vino vinos viura Wine

CATA DE CRIANZA RIOJA, ELABORADO POR EL MÉTODO DE MACERACIÓN CARBÓNICA.

Descripción: se trata de un crianza de 2018 elaborado de forma tradicional en la región de Rioja Alavesa, concretamente en Navaridas, un pequeño pueblo con tradición vitivinícola. Su elaboración se desarrolla en las Bodegas Rodolfo García Martelo, bodega familiar que elabora de forma tradicional(maceración carbónica), en lagos abiertos con el pisado de la uva, para una extracción lenta y completa de todos los componentes del hollejo.

Se trata de un vino con una graduación de 14,5% vol., compuesto en su mayoría de la variedad tempranillo(90%), y un 10% restante, con la variedad graciano, que le aporta una acidez y una estructura característicos al vino. Su envejecimiento se lleva a cabo en barricas de roble americano en su mayoría, y su venta esta destinada a particulares, bares y restaurantes del territorio nacional. El precio de la botella en bodega es de 5€, en restauración lo podemos encontrar a precios de entre 10 y 12€.

CATA: La temperatura a la que estamos catando este vino es de unos 13-15ºC. En primer lugar descorchamos la botella y observamos el tipo de corcho que se utiliza, en este caso se trata de un corcho natural de primera, de la empresa AMORIM, situada en Navarrete.

Fase visual: Encontramos un vino limpio y brillante, con una intensidad de color media-alta, ya que a pesar de haber pasado por barrica, no olvidemos que procede de una elaboración de maceración carbónica, donde los vinos adquieren una alta intensidad de color (+azules). Tras el paso por barrica, ha ganado en rojos, reflejándose tonos rubís.

Fase olfativa: Se trata de un crianza diferente al que podemos estar acostumbrados(despalillado), ya que, a copa parada, seguimos detectando los aromas primarios predominando sobre los terciarios(de crianza). Al agitar la copa, empezamos a notar esos toques avainillados tan típicos del roble americano, pero el poder aromático de la fruta sigue resaltando sobre estos, dándonos aromas de frutas más maduras, como puede ser la ciruela pasa. Su graduación, a pesar de ser alta, esta bien disimulada, y no se aprecia un aroma demasiado alcohólico.

Fase gustativa: En boca, crianza ligero en la entrada. Lo primero que detectamos es el dulzor en la punta de la lengua, seguido de una suave aspereza en la parte central de la lengua, aportada por su paso por madera, no olvidemos que se trata de un crianza de 2018, embotellado hace apenas 2 meses y medio. Es un crianza fácil de beber, que a pesar de su grado, no se hace pesado ni ardiente, sino que transmite una ligera untuosidad que genera una entrada suave. En cuanto al gusto notamos esos avainillados mezclados con frutas maduras, y con el paso del tiempo, aparecen ciertos toques lácteos procedentes de la fermentación maloláctica. En el retrogusto, el vino nos sorprende con aromas acompotados y de manzana asada, que recuerdan al olor que desprenden los vinos recién pisados en los depósitos, cuando se encuentran en plena fermentación alcohólica y en movimiento constante.

Conclusión: En definitiva, nos encontramos un vino de aspecto brillante, con una buena intensidad de color, y tonos rubís, agradable en nariz, fino y con un carácter primario predominando sobre las vainillas y tostados del roble, que van apareciendo con el movimiento de la copa y que en boca tiene una entrada ligera y a su vez un buen equilibrio y complejidad que nos da gustos cambiantes pero agradables. Un vino agradable, equilibrado y completo.