De Rias Baixas a Somontano

M. Glera

Cualquier día es bueno para catar vinos. Esta vez vamos a recorrer seis regiones donde los blancos también tiene su gran protagonismo. En algunas de ellas, considerable. De Rias Baixas a Somontano, haciendo unas pequeñas paradas en Rueda, Tierras de Castilla (Cuenca), Cariñena y Somontanos. Seis blancos muy diferentes. ,


EX LIBRIS 2020

Bodega: Lagar de Besada

Variedad: Albariño

DO. Rias Baixas

Vol: 12,5%

Añada: 2020

Temperatura de servicio: Servir entre 10 y 12ºC.

Maridaje: Ideal con ensaladas variadas, mariscos, pescados.

Corcho: Uno + Uno

Puntuación. 2

Cata                

Vino Amarillo pálido, con ribetes verdes propios de su juventud y brillante. Presenta una nariz intensa, muy aromática y fresca, con notas florales y presencia, aunque más ligera, de cítricas. En boca presenta su acidez, pero también se muestra como un vino con cuerpo, equilibrado y cálido con tonos golosos. De paso largo,

Datos de interés. Bodega familiar, que busca una distribución minorista y punto de venta de calidad tanto en el mercado nacional como internacional. Lagar de Besada cuenta con suelos poco profundos, ligeramente ácidos y de tipo arenoso en los que se ha plantado cepas nobles seleccionadas, algunas de ellas procedentes de clones resistentes a la filoxera, sometidos a rendimientos bajos con los racimos de uva muy pequeños y sueltos.


ENATE 2020

Bodegas. Enate

Variedad: Chardonnay

DO. Somontano

Vol: 14.5%

Añada: 2020

Temperatura de servicio: Servir entre 10 y 12ºC.

Maridaje: Pastas, pescados, mariscos y carnes blancas.

Corcho: Uno + Uno

Puntuación:  3

Cata

Vino de color amarillo pálido, con ribete de tono más oro, aunque se trata de un vino de año. En nariz presenta una intensidad aromática considerable a copa parada, con flores, aunque también se puede apreciar una pequeña sensación de reducción. A copa movida se muestra mucho más expresivo, con aromas a albaricoque y fruta tropical. En boca oferta cuerpo, denota la presencia de alcohol y es dulce. Le falta frescura y al final deja ciertas notas amargas.

Datos de interés

ENATE cuenta 500 hectáreas de viñedo propio, ubicado en el valle de Enate y en los términos municipales de Salas Altas, Salas Bajas Cregenzán y Barbastro. Goza de una ubicación privilegiada, amparado por la protección que le otorga la cordillera pirenaica y por los suaves vientos que a partir del mes de junio, cuando se inicia el crecimiento de la uva, hacen que las temperaturas diurnas de 34-35 ºC desciendan por la noche a 17-18 ºC. Su situación, a una altitud entre 550-600 metros sobre el nivel del mar – y por tanto con menor índice de humedad – permite reducir de manera considerable los tratamientos que necesita el viñedo, realizándose una viticultura escrupulosamente respetuosa con el medio ambiente.


CHAMELIN 2020

Bodegas: Casto Pequeño

Variedad: Verdejo

DO. Rueda

Vol: 13%

Añada: 2020

Maridaje: Ideal para aperitivos, pescado y mariscos.

Temperatura de servicio: Servir entre 7 y 9ºC.

Corcho: sintético

Puntuación: 1

Cata

Vino de color amarillo pálido y muy brillante, amarillo pálido. En nariz presenta unas primas notas muy artificiales, con gominolas y frutas mezcladas, con predominio de las características de las levaduras seleccionadas. En boca varía. No es un vino franco y oferta sensaciones más verdes, incluso amargas, con mayor acidez. Demasiado neutro, sin rasgos que le den personalidad.

Datos de interés

Bodega de volumen, con más de 2.000.000 litros elaborados al año y con una clara vocación de exportación a Europa y otros mercados como Estados Unidos y Japón.


PARTICULAR 2020

Bodegas San Valero

Variedad: Garnacha blanca

DO. Cariñena

Vol: 13.5%

Maridaje: Único para acompañar entrantes, pescados elaborados, marisco y queso fresco.

Temperatura de servicio: Servir entre 5º – 6º C.

Corcho: Aglomerado de picado fino

Puntuación: 5

Cata

Vino de color amarillo muy pálido, con tonos verdes muy ligeros. En nariz presenta una intensidad aromática débil, aunque sutil. Poco expresivo, con tonos dulzones, plátano y recuerdos a almíbar clásico de piña. En boca es equilibrado, cálido y a la vez fresco. Vino de cuerpo medio,  sin gran expresividad.

Datos  de interés

Bodegas San Valero funciona en régimen de cooperativa, con 700 socios viticultores y 3.500 hectáreas de viñedo en propiedad de los mismos. Fue la primera bodega en introducir el embotellado industrial en Aragón en 1962 y la segunda de España en introducir la vendimia controlada, estableciendo parámetros de control de calidad en viñedo y e investigación para minimizar el uso de fitosanitarios.


OVEJA BLANCA 2020

Bodegas Fontana

Variedad: Moscatel de grano menudo

DO. Tierras de Castilla

Vol: 12.5 %

Maridaje: Aperitivos, platos de pescados…

Temperatura de servicio: Servir entre 8 y 10ºC.

Corcho: Aglomerado    

Puntuación: 4

Cata

Vino de tonos dorados, limpio y con burbuja. A copa parada presenta tonos florales, que dejan paso a aromas propios de la variedad, más intensos cuando se mueve la copa. En boca denota cuerpo, con el cosquilleo propio de la burbuja. Es goloso, ácido, largo y con recuerdo. Profundiza en lo que presenta en nariz.

Datos de interés

Bodega familiar, con 500 hectáreas de viñedo propio y una instalación con más de 20.000 metros cuadrados.


VIÑAS DEL VERO 2020

Bodegas Viñas del Vero

Variedad: Gewürztraminer

DO. Somontano

Vol: 13%

Añada: 2020

Maridaje: Entrantes, ensaladas, pastas, pescados y mariscos.

Temperatura de servicio: Servir entre 10 y 11ºC.

Puntuación: 6

Cata

Vino de color amarillo, con tonos verdosos y ribete dorado. En nariz es aromático, con intensidad, floral y con aromas  a cítricos. En boca deja ver el poder de si grado alcohólico, si bien mantiene el equilibrio. Es un vino sabroso, sedoso, con persistencia floral  y con toques a especies.

Datos de interés

Viñas del Vero  posee 700 hectáreas en Barbastro y otras poblaciones cercanas. La bodega tiene una capacidad de 70.000 hectolitros y cuenta con 8.000 barricas de roble americano y francés. Actualmente, Viñas de Vero es la primera bodega de la denominación de Somontano por su volumen y calidad de producción.


 

El Meu Primer PRIORAT

La Bodega elegida esta vez, es Vall de Llach, y tengo que admitir, que fue de casualidad, ya que cuando me decanté por esta Denominación de Origen no conocía ninguna bodega ni ningún vino de esta zona. Para comprar el vino fuí al Corte Inglés y cuando leí el nombre de la etiqueta me enbaucó y fue lo que hizo que optase por ella.

Celler Vall de Llach se creó a principios de los años 90 por el cantante Lluís Llach y el notario Enric Costa en Porrera, dos amigos de la infancia nacidos en la comarca del Empordà. Curiosamente, ni Costa ni Llach suelen beber alcohol, y la fundación de la bodega fue más un acto de apoyo a la economía local de Porrera, sobretodo tras las riadas que habían asolado la región y que pusieron en jaque a no pocas familias que tenían en la agricultura su principal medio de vida.

Merece la pena visitar la sede de Vall Llach, que se halla en Cal Valdrich, una de las casas rurales más antiguas de Porrera. La casa ha sido reformada al detalle en los últimos años e incluye rincones realmente íntimos, como el espacio dedicado al poeta Miquel Martí i Pol, que había sido un gran amigo de los propietarios.

La bodega ha adquirido en propiedad una selección de viñas de entre 60 y 90 años, de cariñena y garnacha que aseguran un mosto exclusivo, son las principales variedades aunque hoy en día comparten el protagonismo con el Merlot, el Cavernet Sauvignon y el Syrah. Las acciones y procesos que se imponen son el rigor y la calidad. La combinación medida de tradición y de las más altas tecnologías se aplica rigurosamente en todos los procesos creativos del vino: cultivo, vendimia, fermentaciones, maceración, prensado, reposo y embotellado.

El carácter único del Priorat permite a este referente del vino catalán ofrecer unas botellas verdaderamente fascinantes y exclusivas.

Apostamos por la microproducción controlada de nuestras fincas y «trossos» con el objetivo de que la calidad prevalga siempre por encima de la cantidad.

CELLER VALL LLACH

Ubicación de la bodega por si os apetece conocerla:

PRIORAT

SI OS APETECE CONOCER MÁS ACERCA DE LA DOC PRIORAT DESCARGAR EL SIGUIENTE POWER POINT:

La tierra del Priorat es un poema de pendientes y hondonadas, una piel de sombras y luces que hablan del esfuerzo secular de sus habitantes. Un lenguaje de cimas y depresiones, de márgenes y roquedos que expresan las dificultades que las vides tienen que superar para ofrecer su tesoro. Estas condiciones adustas, casi salvajes, con un clima poco temperado y una pluviometría escasa, son las que otorgan a la bodega de Porrera el privilegio de obtener uno de los mejores mostos del mundo. El Priorat hace de la relación del ser humano con la tierra, un delicado equilibrio entre el esfuerzo de un cultivo durísimo y el disfrute de unos resultados únicos. Cuando caminas por los viñedos de “llicorella” (pizarra), comprendes que estás pisando uno de los factores más apreciados del Priorat y la clave más secreta de la calidad de sus vinos. La vid y sus raíces, buscan y penetran las minúsculas rendijas entre los trozos de “llicorella”, entrando en una extraña relación de amor y odio, de supervivencia.

La abrupta comarca del Priorat (Priorato en Español)  se encuentra en la provincia de Tarragona.  Al sur del río Ebro y a unos 25 kilómetros del mar, se trata de una región en la que el terreno se ondula como un acordeón.

La región vinícola del Priorat convive con la de Montsant. El Priorat cuenta con 1800 hectáreas de viñedo y es muy difícil que pueda crecer o extenderse. De un lado, el propio relieve dificulta la plantación de viñedo en las zonas más escarpadas. De otra parte, la denominación vecina de Montsant envuelve como si de un anillo se tratara al Priorat.

Muchos de los viñedos más antiguos, se ubican en laderas muy escarpadas, donde el trabajo de la vendimia resulta muy complicado y a los que sólo animales y el hombre pueden acceder: terreno imposible para la mecanización.

Pero, Como Se Llama El Vino???

embruix (embrujo)

Como ya he comentado, el motivo de la elección de este vino fue su nombre, de ahí la importancía de la elección de los nombres para los vinos, me embaucó, me cautivó, me dío intriga probarlo y realizar la cata, embruix (embrujo) su nombre me pareció diferente, curioso, interesante, aparte verlo escrito en minusculas me pareció intrigante y raro a la vez, pensé que llamar así a un vino tendría un motivo. Una vez lo compré y empecé a indagar en él pude corroborar mi primera impresión, es un vino que dicen que desde el primer sorbo te embauca, que está elaborado con los viñedos más jovenes de la bodega, (entre 6 y 12 años) y que no te no te deja indiferente. Cuando hablemos en la cata sabreis si fue así o si por el contrario fue un vino que no me dijo nada.

Como vereis el trabajo de investigación es fundamental para poder realizar un análisis en condiciones.

El trabajo en que hallamos placer cura la pena que causa.

(William Shakespeare)

3, 2, 1 AL LIO!!!

Fase Visual

Que importante es que cuando buscamos un vino nos entre por los ojos, por el motivo que sea, nuestro primer contacto con la botella van a ser los ojos así que creo necesario tener esto en cuenta a la hora de elegir todo lo que la envuelve, el nombre, la etiqueta, la botella propiamente dicha, cápsula… Si algo nos llama la atención lo elegiremos, si no lo descartaremos sin darnos ni cuenta por eso para que esto no ocurra creo que es fundamental pensar en los que lo van a comprar en nuestros futuros compradores, ponerse al otro lado y darle una vuelta.

Como vemos en este primer video, la botella que utilizan es la bordelesa de 75cl, con un encapsulado de estaño bastante simple, del mismo color que la etiqueta, es decir, gris azulado. El corcho utilizado es 100% natural, huele sorprendentemente bien, con el anagrama de la bodega y la añada serigrafiadas en él. En el anverso de la botella a primera vista vemos dos etiquetas, en la parte de arriba una mas grande bicolor, combinando gris y azul claro, en la que simplemente aparece el nombre del vino (embruix), con el nombre la bodega ( Vall de Llach), la añada (2018), cuando se embotelló (2020) y el lugar (Porrera). Justo debajo de esta hay otra bastante más pequeña, del mismo color gris, en la que nos dicen que es un vino de la DOC Priorat, con 15%vol, de 75cl, producto de España, y que contiene sulfitos. En el reverso aparece el codigo de barras, y la contra etiqueta del Consejo Regulador de la DOC Priorat, garantía de origen. (También lo podemos apreciar en las fotografias de la parte de arriba). Me sorprendió que no apareciese por ningún lado, la o las variedades utilizadas para su elaboración así que una vez más tuve que investigar por internet y pude saber que la Cariñena (35%), Garnacha (20%), Merlot (20%), Syrah (20%) y Cabernet Sauvignon (5%) son las elegidas para su confección.

En este segundo video lo que vemos es que al servir la copa se aprecia una capa de intensidad media-alta, con una intensidad de color de 7 sobre 10 y contemplamos un vino limpio, brillante, en el que el color nos recuerda a una cereza picota.

Fase Olfativa

Mi primera impresión cuando me acerque la copa a la nariz, sin haberla movido, fue una sensación muy agradable, potente y bastante persistente, los aromas destacados fueron los minerales y los especiados, pero también sobresalía un aroma a cereza madura.

Al mover la copa esos aromas se hicieron todavía más potentes y más notorios lo cual me encantó, siguieron estando por mucho rato ya que la persistencia en nariz, fue larga.

Fase Gustativa

En boca el primer impacto fue de potencia, según va recorriendo tu lengua, paladar… vas sintiendo una sensación muy agradable, y a pesar de que se trate de un vino de 15%vol esta muy equilibrado en cuanto a alcohol y acidez se refiere, es un vino que lo sientes vivo, con un cuerpo estructurado, y con unos taninos con una astringencia que no pasa desapercibida.

Los minerales te transportan al terruño, te llevan al Priorat a esas pizarras, las notas especiadas sobresalen bastante y por último esa cereza picota madura le da un toque muy especial y muy gustoso.

La persistencia de esos gustos es muy larga y en cuanto a calidad yo diría que es un vino fino y elegante.

En boca, no me deufradó, era mi primer vino del Priorat y la verdad es que me apasionó, como dije cuando la compré, el nombre me embaucó y tengo que decir que el vino me sorprendió para bien, como descubrí cuando indagué no te deja indiferente.

Para Terminar

Mi nota para este vino es de 18 sobre 20, mi sorpresa ha sido tal, que seguiré catando vinos de esta bodega y de esta denominación, ya que me ha encantado. Me ha parecido fácil de beber, y muy recomendable.

Su precio fue 17E la botella, la verdad que en principio me pareció un poco caro, pero una vez degustada la botella y conociendo el trabajo que hay detrás mi puntuación es de 7 sobre 10.

Se recomienda maridar con Guisos de carne / Filete a la pimienta / Embutidos ahumados

Que os ha parecido???? Me encantaría conocer vuestra opinión!!!

Catando un Rioja… Marqués de Reinosa

Catando un Rioja… Marqués de Reinosa

Introducción

Surcando el río Cidacos, en la Rioja Baja, y protegido por la sierra de Yerga y Peña Isasa, se encuentra un pueblo vibrante y muy especial llamado Autol. En este contexto, lleno de agricultura, industria de la conserva, buena gastronomía y, por supuesto, viñedos longevos, se sitúa la bodega Marqués de Reinosa.

Historia

(Don Joaquín Garralda Oñate, Conde de Autol y Marqués de Reinosa)

La historia de esta bodega merece la pena ser contada. El Marqués de Reinosa fue senador y Marino de guerra, y creó, a finales del s. XIX las bodegas que ahora llevan su nombre.

También fue famoso por ayudar a viticultores españoles a llevar al Senado la ley que perseguía la adulteración en los vinos y, aunque le costó 2 años, tuvo la suerte de ver promulgada su ley.

Y aquí viene la segunda parte, aunque no menos interesante, de esta historia. La historia de cómo llegó a mis manos esta botella.

Yo vivo en Tudelilla, un pueblo también de tradición vitícoloa, no muy lejano a Autol. Llevo la gerencia del bar del pueblo y mucha gente me regala muchas cosas… ( desde verduras hasta licores, etc.)

En este caso, un cliente (sanitario) me regaló esta botella de Marqués de Reinosa, tempranillo blanco, añada de 2019.

Ahora viene la parte más bonita de esta historia. Esa botella había sido donada por las bodegas Marqués de Reinosa durante la pandemia a cientos de sanitarios en el Hospital Fundación de Calahorra, entre otros centros sanitarios. ¿ No os parece precioso? Aquí os dejo un enlace por si queréis más información de esta maravillosa historia

https://www.lomejordelvinoderioja.com/agradecimientos-vino-marques-20200511183823-nt.html?ref=https%3A%2F%2Fwww.google.com%2F

Cata

Entramos ya en la parte más importante, la cata de este vino. Marqués de Reinosa. Variedad tempranillo blanco, añada de 2019, perteneciente a la DOCa Rioja, grado alcohólico 13% Vol.

Con etiquetado sencillo y a mi parecer elegante, ya nos da una primera idea de lo que a mi parecer encontramos en el interior de la botella.

Al descorchar encontramos un tapón sintético, muy apropiado para blancos jóvenes. No encontramos asimismo malos aromas de reducido, etc.

En la fase visual encontramos que es un vino con colores pajizos, trigo amarillo, gran limpidez, no se aprecian turbios, y un brillo alto, apreciación de algo de burbuja. Podemos decir que es un vino semiseco.

En cuanto a la fase olfativa, la dividiremos en dos partes: a copa parada y a copa movida, porque sabemos que pueden variar los aromas y su intensidad:

Intensidad de olor alta. Olor contundente

  • A copa parada: olores más florales y herbáceos, aunque en ningún momento desagradables, olor a cesped cortado, a margaritas…
  • A copa movida: Se intensifican aún más los aromas, en este caso los frutales, cítricos y ligeros toques a piña

Entramos en la fase gustativa, se aprecian los sabores frutales a piña, etc, la acidez ayuda a intensificar estos sabores frutales y también florales ( que se aprecian más de manera indirecta). Persistente y muy agradable en boca.

Conclusiones:

Vino muy aceptable dado su precio, que ronda entre los 3 y 6 euros, vino muy correcto sin defectos perceptibles. Bueno para tomarlo solo y perfecto para acompañar con un buen pescado o marisco.

¡Ahora solo os queda probadlo ! Espero que disfrutéis como yo lo he hecho. ¡SALUD!

Vinos de mesa que alegran el día.

Estantería hipermercado

Es viernes, última hora de la tarde y bordeando el toque de queda (maldito Covid19) hay que hacer la compra.
Ya con todo lo necesario para sobrevivir una semana mas en el carro me dispongo a ojear el pasillo que despierta ilusiones entre los jóvenes un sábado por la noche.

Las estanterías están repletas de botellas de todos los colores, graduaciones y formas pero la mirada me lleva directamente al apartado de vinos donde de forma sutil me voy acercando como una leona acechando a su presa. ZAS! no hay tiempo de reaccionar, dos botellas de vino tinto caen al fondo del carrito sin que nadie se percate.

Solo queda huir del lugar del crimen y la parte mas difícil de todas, pagar. Van sonando los pitidos de la caja registradora aunque no parece importarle a nadie, saco la cartera la deslizo por el lector y me voy.

Un rato después ya en casa y con el vino refrigerándose medito sobre la aventura del día de hoy con la única intención de hacer esta maravillosa cata de dos vinos de mesa de hipermercado que os traigo hoy:

Vinos seleccionados para la cata

Vino tinto monovarietal Syrah, Mar de Uvas. Sin D.O.

Bodega, Viña Tridado. (Tarragona)
Grado alcohólico, 13,5%.
Añada 2019.
Precio 2,4€.

En este caso nos encontramos ante un vino embotellado “por para”, sin más datos que los que podemos observar en el reverso del envase y sin posibilidad de descubrir al artífice del producto, estilo de vinificación o procedencia exacta.

A primera vista no destaca del resto, botella bordelesa, una etiqueta corriente con ligero relieve  y encapsulado morado.

La primera razón de su compra, la variedad de uva impresa en la parte frontal (No me puedo resistir siendo Syrah). La segunda, la novedad del producto, con algo menos de un año de cara al público es tentador probar vinos con pocas referencias.

Una vez abierto, con un cierre de corcho aglomerado que se desmenuza ligeramente al contacto con el sacacorchos se asoman los primeros aromas.

Ya en la copa puedo apreciar que es un vino límpido, de color cereza intenso no demasiado brillante y capa media.

Pasando a la fase olfativa, sin detectar ninguna anomalía a copa parada la primera impresión es agradable. Es un vino ordinario, con aromas primarios afrutados aunque de corta duración.

En movimiento el vino gana intensidad pero sin apreciar evolución alguna o quizás con toques demasiado sutiles que no me permiten descifrar el contenido.

En el apartado gustativo una primera impresión buena, tiene un toque dulce y untuoso.
De acidez viva sin ser excesiva y una potencia alcohólica suficiente, es redondo con taninos
maduros, algo suaves para mi gusto.
En retronasal se queda algo débil en cuanto a intensidad.

Como impresión final diría que estamos ante un vino armónico, con un posgusto directo de
persistencia corta y aunque sea un vino común de mesa está muy por encima de la media
que podemos encontrar en un hipermercado.

Excelente calidad/precio, sin duda para el día a día es un vino que no debería faltar en la despensa y que seguramente guste a la mayoría de comensales.

Haz click aquí y te subo al análisis del Merlot, es gratis

Vino tinto monovarietal Merlot, Mar de Uvas. Sin D.O.

Bodega Viña Tridado. (Tarragona)
Grado alcohólico, 13,5%
Añada 2019.
Precio 2,4€

Es el momento de hablar del hermano “menor” de este par de vinos, personalmente no lo había catado hasta este momento y he quedado muy sorprendido en la rivalidad que hay a la hora de escoger al hijo predilecto y ganador.

Como en el vino anterior, la presentación es la misma cambiando tan solo el color del
encapsulado que en este caso es de un color rojizo.

Presentado en su copa tiene un color granate con capa baja. Es un vino brillante y limpio
con un matiz e intensidad claros.

En nariz sorprende, a copa parada ya se notan una serie de aromas primarios a fruta
bastante marcados. En agitación todavía más, muy destacado en este aspecto.

Una vez en boca es un vino ligero y fresco, de poca aspereza quizás se echa en falta un
tanino más marcado aunque este se encuentre maduro.

Como conclusión es equilibrado, un poco más de cuerpo y posgusto no le iría mal pero en
general un vino destacable igual que su hermano por la relación calidad precio que tiene
siendo un vino de a diario.

Nota extra, tras una segunda cata olfativa aparecen notas a regaliz y curry en retronasal,
siendo el primero más persistente y el segundo un toque fugaz pero intenso a especias.

Al final solo puedo añadir que es un agradable descubrimiento, tanto el Merlot en este caso como el Syrah que sin ser vinos de gama alta pueden plantar cara y sacar pecho ante otros vinos que cuesten tres y cuatro veces más.

Vaya que rápido, ¿has leído ya el análisis del Syrah? Haz click aquí.

Llegamos al final de la cata y me despido de todos con un brindis a vuestra salud, espero que os haya gustado. Os dejo unas mini-encuestas por si queréis valorar los vinos.

De primera mano…

Os estaréis preguntando el porque del título, pues muy sencillo, porque es así, porque es mi gran ilusión, mi motor en estos tiempos, porque participo tirando de manguera o lo que haga falta a las “ordenes” del boss que es el que sabe y del que aprendo todos lo días. Y os voy a contar una historia, una historia verdadera, un poquito de marketing emocional para que conozcáis como son quienes hacen el vino porque “el vino de autor es poner tu personalidad en lo que haces y ese sentimiento lo convierte en algo distinto”. Y como os he dicho que solo os contare verdades…os diré que esta ultima frase me la he apropiado pero es de un genio, un ser singular y único, Ferran Adrià, allí donde yo pongo “vino” el pone “cocina” pero el sentido es el mismo a que si?.

Sin mas dilación comienzo con la historia…

CAPITULO I (LOS INICIOS)

Erase una vez un par de locos que se conocen en un lugar poco habitual (mejor omitirlo ja ja ) y empiezan a filosofar sobre levaduras, vinos y fermentaciones y he aquí que esos dos locos empiezan una vida en común siempre con un sueño en el horizonte… hacer vinos para disfrute de ellos mismos y de sus amigos. El tiempo pasa y llega el momento de hacer realidad ese anhelo y ahí es donde nace Zabdi Wines exactamente en el año 2018. Y que mejor lugar para comenzar que en Toro (mis orígenes), mi familia, sin tierras ni viñas, pero artesanos y musicos (otro tipo de locura) conocidos como los “banasteros” se han dedicado desde siempre a fabricar banastas para que otros pudieran vendimiar. Ahora con esas mismas banastas y de forma manual recogemos la tinta fina que crece en la finca La Pedrera, en vides de mas de 50 años, dispuestas en vaso con pie franco, sin patrón americano debido al suelo arenoso donde la filoxera no se puede desarrollar, con un material genético invariable desde hace siglos, la auténtica Tinta de Toro.

CAPITULO II (EL JEFE)

Y quien es el? pues Jabier Marquínez, enoloco, consultor, asesor de varias bodegas y en sus ratos libres escritor y pensador. Con 30 y pocos años de experiencia (que se dice pronto…) ha elaborado en 10 DOs diferentes mas de 25 variedades distintas. Pero como este capítulo sería muy muy largo si os cuento todo os dejo el enlace a la pagina web y así sabréis mas de él: www.zabdiwines.com y una foto por supuesto, para que pongáis cara al artífice.

CAPITULO III (LA VIÑA)

Aquí esta la joya de la corona, la preciosa viña La Pedrera, refugio de la fauna de la zona; rapaces, reptiles, hurones y aves comunes que la comparten con nosotros y nos alegran los sentidos cada vez que la visitamos. No tengo palabras para describirla, las imágenes lo dicen todo…disfrutad de las vistas. Ah! siiii, como veis, el suelo de pH acido es arenoso con multitud de cantos rodados.

CAPITULO III (EL VINO)

Y de éste voy a hablar un ratito, el gran protagonista de la historia, Banastero 2019, de como lo elaboramos y cuales son sus características.

Allá por el mes de septiembre y cuando la uva nos lo pide, recogemos los racimos como no podía ser de otra manera, de forma manual, en cajas y banastas. Cuando llegan a bodega despalillamos pero no estrujamos para hacer una segunda selección en mesa. Realizamos la fermentación en barricas nuevas de roble francés y americano donde descansa unos 3-4 meses hasta el momento de salir a la luz.

Para presentar nuestro vino en sociedad lo vestimos elegantemente, en botella bordelesa alta, sello y etiqueta con estampación en cobre con relieve, esas “B” de Banastero entrelazadas que nos recuerdan a las banastas que hacía mi abuelo a la lumbre del hogar. La contra, cargadita de información para las mentes curiosas como las nuestras…y el corcho natural de 45mm, no podía ser de otra manera.

CAPITULO IV (LA CATA)

Y ahora me pongo un poco seria y técnica, una cata somera (que ya dice el autor del blog que “quien pudiendo decir algo en diez palabras usa veinte, es capaz de cualquier otra mala acción” y por si acaso…)

A la vista, como era de esperar, es un vino de capa media-alta, color rojo cereza-picota intenso, con un precioso ribete violáceo, limpio y brillante.

En nariz , muy aromático, frutal, con predominio de fruta negra madura (mora y grosellas) regaliz y un fondo mineral y especiado aportado por las maderas sobre las que descansa.

En boca es un ataque goloso donde la fruta es la protagonista, con cuerpo y frescura con tanino maduro y un final laaaargo con una leve astringencia.

FIN

Hasta aquí la historia de un vino toresano iconoclasta, con solo 13,5 grados de alcohol, muy equilibrado en sensaciones, fácil de beber y fresco, cuya corta crianza respeta la fruta aportando un final fino y delicado. Absolutamente recomendable si además hablamos de relación calidad-precio; aprox 10 euros/ botella en tienda. Como bien reza el slogan de la casa “…un producto digno de un monarca sin que te cueste un reino…”.

GODEVAL GODELLO 2017

Botellas compradas en viajes, regalos…..y de pronto encuentras esas botellas olvidadas en un rincón y que pueden sorprenderte a pesar de no ser una añada actual.

Ahí estaba…..Godeval Godello 2017, de Bodegas Godeval, localizada en Orense y fundada en 1986. Bodega que se estrenó realizando la primera vinificación de un monovarietal, la variedad Godello. Comenzaron con 2 Ha y elaboraron 18.000 botellas de Viña Godeval. Pocos años después ampliaron su producción y pusieron en marcha otra bodega.

Actualmente tienen en propiedad 21 Ha dedicadas exclusivamente al cultivo de la variedad godello, 150.000 botellas de producción y 3 marcas de vino godello.

Datos técnicos…

Este vino es un monovarietal de la variedad Godello que se elabora con uva recolectada en viñedos ubicados en las laderas del Valle del Sil, por lo que probablemente en su añada más joven haya influencia continental y suelo pizarroso en el que están asentadas las cepas.

Más datos técnicos….

  • Botella bordelesa verde musgo.
  • Tapón sintético.
  • Cápsula complejo dorada y etiqueta elegante semienvolvente con stamping y serigrafía.
  • Premios obtenidos: Añada 2018: 90 puntos Parker y 92 puntos Guía Peñín.

Notas de cata…

Fase visual: Superficie limpia. Color amarillo con suaves tonalidades anaranjadas que intuyen la evolución y oxidación del vino. Razonable teniendo en cuenta que se trata de una añada 2017, dos atrás con respecto a lo que se encuentra actualmente en el mercado. Franco y aspecto límpido y sin burbujas.

Fase olfativa:

A copa parada: Agradable. La primera impresión sugiere un vino con ligera evolución pero delicioso. Intensidad aromática suficiente y calidad muy fina.

Copa agitada: Se pierde la intensidad y la frescura pero sigue presente y muy sutil esa evolución.

Fase gustativa: En boca sorprende. Después de la fase gustativa, se aprecia intensidad, frescura, sabroso. Pronunciado aroma delicado y elegante con ligeros toques a fruto seco. Cierto picor en la lengua a su entrada con toques de dulzor mientras se disfruta, sin embargo a su salida deja algo de amargor. Se mantiene la intensidad poco tiempo dejando en la boca una sensación agradable que apetece volver a descubrir. Untuoso, sensación glicérica. Acidez equilibrada y potencia alcohólica cálida (13.5% vol).

Valoración final….

Es curioso cómo evolucionan algunos vinos llegando a encontrar verdaderas sorpresas y esta ha sido una de ellas, una evolución tan agradable en este vino blanco y una VIRTUD al mantener un equilibrio adecuado y aportar sensaciones tan placenteras.

 «El vino consuela a los tristes, rejuvenece a los viejos, inspira a los jóvenes y alivia a los deprimidos del peso de sus preocupaciones.» Lord Byron