Tenemos entre manos un vino tinto de la añada de 2020, joven con denominacion de origen Ribera del duero, lo unico que nos facilita la bodega, Pagos del Rey, es su grado alcoholico que es de 13,5%.

Nada más retirar la parte superior de la capsula y descorchar el corcho, nos encontramos con un colmatado con el sello de la denominacion de origen de ribera del duero.

En la fase visual nos encontramos con un vino cuya superficie es limpia y brillante, rojo picota con destellos morados al tras luz de aspecto cristalino, limpido y sin deposito. Burbujas inexistentes como es de esperar en un vino tranquilo.

La temperatura a la hora de tomarlo era de 16º

Pasando al examen olfativo nos encontramos a voz de pronto con un vino ordinario, con una intensidad de aroma afrutado pero debil, con una calidad ordinaria, no atractiva, el caracter predominante es el primario, la duracion es corta. No encuentro en dicho vino ninguna particularidad, aunque tampoco encuentro defectos, por lo que se puede proseguir con la degustación.

En cuanto a la fase gustativa, nos encontramos con un vino cuya primera impresión es la ordinariez, es un vino seco, la acidez la encuentro equilibrada, de cuerpo ligero, carnoso y con un tanino equilibrado y bueno. En el aroma retronasal nos encontramos con un vino joven, de calidad vulgar y e intensidad debil. Como impresion final me encuentro con un vino con un equilibrio correcto, un posgusto estable y una persistencia del gusto estable.

Mi nota sobre este vino es un 4,5, si bien me parece un vino pasable, creo que en su rango de precio (2,85 a 3,45) hay opciones mejores para vinos de mesa con una calidad similar pero mas baratos, como Viña Albai de Rioja o de igual precio pero mejores en calidad, como el Sitial tinto.

Bueno, y hasta aqui mi analisis de cata, espero que les haya aportado algo y buen dia a todos