IZADI

SU HISTORIA

Bodegas Izadi nace en 1987 en Villabuena de Álava, de la mano de Gonzalo Antón y de un grupo de amigos y empresarios vitorianos

Este Pueblo donde parte de la familia ya estaba vinculada al mundo de la viticultura, fue el elegido por Gonzalo Antón para la construcción de una bodega innovadora y enfocada a la elaboración de vinos de calidad. El amplio conocimiento sobre la hostelería y la restauración le lleva a concebir un vino, Izadi, que pronto se erige como uno de los más apreciados por el mundo de la gastronomía. A su vez, la incorporación de nuevas técnicas de elaboración y su gran afán de continua superación logran crear un estilo propio que se consolida a lo largo del tiempo.

En el año 2000, la incorporación a la empresa de su hijo, Lalo Antón, impulsa la comercialización en el exterior, así como la expansión de la empresa, que, bajo el nombre de Artevino, aborda los proyectos de Finca Villacreces (D.O. Ribera del Duero), Bodegas Vetus (D.O. Toro) y Orben (D.O.Ca. Rioja).

La apuesta por la calidad, la vinculación por la gastronomía y el apego a la tierra son los pilares fundamentales sobre los que se asienta Bodegas Izadi.

LA BODEGA:

Izadi significa naturaleza, por ello la bodega busca respetar al máximo el fruto que el entorno natural provee, integrando innovación y tradición en un edificio singular.

Arquitectónicamente, aprovecha un desnivel de 50 metros para utilizar la gravedad en la elaboración de sus vinos, dividiendo la bodega en cinco alturas distintas. Cada elemento está enfocado a mimar, en cada fase del proceso de elaboración, las características propias de la uva y así conservar su personalidad.

También dispone de un edificio social abierto al público con diferentes comedores, sala de reuniones y enotienda que acercan el mundo del vino y la gastronomía al visitante.

LOS VIÑEDOS:

Son 178 hectáreas, divididas en microparcelas que se encuentran situadas en el triángulo que forman los pueblos de Villabuena, Samaniego y Ábalos.

Son, apenas, un centenar de parcelas viejas orientadas al sur, amparadas por el especial microclima que predomina en Rioja Alavesa, en las que se siguen criterios de viticultura integrada, respetando al máximo las condiciones naturales del viñedo y del entorno., uno de los más privilegiados para el cultivo de la vid.

Estos viñedos, que rondan los cincuenta años de edad, están plantados sobre suelos pobres que proporcionan bajos rendimientos y uva pequeña pero de gran calidad, la cual representa la tipicidad propia de la zona y la variedad.

EL VINO:

Izadi Larrosa Blanca ( D.O.Ca. Rioja)

Viñedo:

Selección de viñedos viejos de Garñacha Blanca

Año de plantación: aprox.1960

Rendimiento: 5000 Kg/ha

Superficie de viñedo: 5 ha

Poda: En vaso

Densidad media de plantación: 3500 Plantas/ha

Suelo: Arcilloso – Calcareo

Orografia: En ladera

Orientación: NE – SO

Altitud: 600 m sobre el nivel del mar

Clima: Atlantico con influencia Mediterranea

Pluviometria: 492 mm

Temperatura media: 11,89 ºC

Exposición solar: 2250 hr/año

Viticultura: Integrada

Técnicas de cultivo: Tradicionales

Producción: 50064 botellas de 75 cl

Vendimia:

Método: Manual

Fechas: 2ª – 3ª semana de Octubre

Proceso:

Despalillado y leve prensado.

Fermentación alcohólica en acero inoxidable.

Clarificación y finalmente filtración.

Otros datos:

Añada: 2019

Variedad: 100% Garnacha blanca

Grado: 13,5 % vol

Acidez total: 6,3 gr/l

Acidez volatil: 0,43 gr/l

pH: 3,22

Conservación: 9 ºC

Temperatura de servicio: 10 ºC

Precio: 6,95 €

Notas de cata:

Fase Visual: La superficie es brillante y limpia. Su color es amarillo pálido y su aspecto cristalino y brillante.

Fase Olfativa: La primera impresión, a copa parada, es agradable y ligera con un aroma ligero a fruta. Cuando se agita el olor se intensifica y aparecen ciertas notas florales.

Fase Gustativa: En boca es muy agradable, con una apreciable acidez que le apporta frescura. El sabor recuerda a fruta fresca. Es armónico y largo en boca.

VALORACIÓN y CONCLUSIONES

Es un vino agradable con un buen equilibrio entre acidez y frescura. En cuanto a la relación calidad/precio, 6,95 €/botella, se encuentra en la linea de otros vinos de estas características. Mi valoración sobre 20 sería un 15.

Esta ha sido mi primera cata compartida y espero que sea la primera de muchas más.