El jardín de la Emperatriz – Rioja Crianza 2017

El Jardín de la Emperatriz – 2017

Con el objetivo de intentar buscar diferentes tipos de vino, sin salirnos de la DOC Rioja, hoy catamos este crianza de 2017, El Jardín de La Emperatriz, de Bodegas Finca La Emperatriz.

En primer lugar llama la atención la gran calidad del vidrio de la botella, pesada y personalizada en la parte superior con el logotipo de la bodega, que de manera inconsciente, y aun sin haber probado todavía el vino, nos induce hacia un vino de gama media-alta.

En su contra etiqueta, vemos que se han utilizado una multitud de variedades, entre las que predomina el tempranillo (90% tempranillo, 5% garnacha, 2% graciano, 2% viura y 1% maturana tinta) sí, incluso en una proporción menor tenemos una variedad blanca, la viura.

Tras servirlo en la copa, a la vista, es un vino oscuro y cerrado.

En nariz podemos denotar toques potentes chocolate puro, toques especiados, crianza en roble, fruta roja…

(más…)

Cata del vino “Legado de Viteri”

https://www.bodegasderioja.com/es/bodega/gerardo-viteri/

Bajo el árbol de navidad de éste año, una de las cosas con las que me encontré fue con un pack de botellas de ésta bodega que por la presentación y el contenido, despertó mi curiosidad, por lo que he decidido iniciar mi aventura como bloguero del vino, qué presuntuoso suena, con una de las botellas. Concretamente el crianza. Por lo que pediré disculpas de antemano por si mis sentidos no están a la altura y tiene que leer esto alguien con más experiencia, o con experiencia a secas que también haya probado éste vino jejeje.

Espero no perderme por el camino durante la realización de la tarea y terminar parafraseando a un tal Roberto Verino, que dijo aquello de “Un vino es ideal cuando uno lamenta haber acabado la botella.” Así que allá vamos!

Me dispongo a llevar a cabo el análisis sensorial u organoléptico del vino tinto crianza “Legado de Viteri”. Vino de denominación de origen calificada Rioja. Esta pequeña bodega familiar es dirigida por Gerardo y Aurora con la ayuda de sus hijos, todos ellos responsables del buen hacer de su producto. Esta pequeña bodega que, aunque localizada en Rioja Alavesa (Assa/Lanciego), tiene la mayoría de sus 35 hectáreas de viñedo al otro lado del Ebro, en el meandro de El Cortijo (Logroño). Viterico (gama joven) y Legado de Viteri (crianza y reserva) son sus vinos insignia. Se nota que al ser una bodega pequeña, invierten tiempo en pulir pequeños detalles, desde el viñedo hasta la distribución de sus vinos, con lo que seguro que la cata va a ser un viaje interesante por los sentidos.

Tipo: Tinto, crianza 2018

Calificación: D.O.C Rioja

Nota global (del 0 al 10): Le pondré un 8,5.

Notas: nos encontramos ante un vino redondo sin aristas. La botella es la clásica bordelesa y al descorcharlo apreciamos que el corcho es colmatado. La etiqueta es sencilla, cualidad que le confiere elegancia a la botella y en la contraetiqueta tenemos una breve descripción del buen hacer que hay detrás de éstos vinos. Podemos adquirirlo por 3,5 euros que, pese al precio, considero que estamos ante un vino cuya relación calidad precio es excelente.

  • Fase visual: presenta una capa media-alta con tonos rojos que se van volviendo menos intensos en el borde de la copa, y van adquiriendo una tonalidad más anaranjada. No se perciben azules y presenta buen brillo y con una limpidez correcta.
 
  • Fase olfativa: a copa parada, nos encontramos con que tiene bastante tipicidad, confirmando que es un crianza de Rioja Alavesa. Es ligeramente intenso, se notan toques de fruta madura y especias. Al agitarlo nos llegan aromas a frutas maduras negras, como la mora negra, no hay sensación de reducción por ningún lado y se aprecia un ligero toque floral y a regaliz.
 
  • Fase gustativa: un vino muy completo y equilibrado entre la potencia alcohólica y la acidez. Siendo un vino cálido, el recuerdo final es algo fresco, ligeramente denso, característica que equilibra la corpulencia, la acidez y el carácter alcohólico con un recuerdo final casi amargo. Podríamos hablar de tanino dulce y maduro, ya que es poco verde y agradable. Es ligero a la entrada en boca e inmediatamente después aparece la sensación caliente y ligeramente ácida que perdura después en el tiempo. Es un vino bastante bien compensado y de trago largo.

 

Conclusión: me ha parecido un vino fácil de beber, fresco, bastante bien equilibrado y cuya relación calidad precio es más que decente, confirmando que no siempre hay que dejarse la cartera para dar con productos de calidad. Y bueno, os preguntareis si me estoy lamentando por el hecho de haberme terminado o no la botella :). Dejaré que uséis libremente la imaginación mientras disfrutáis de un feliz final de semana.

Ctra. Laguardia, Km 7 01308 Assa – Lanciego. Álava

Tel: 652 195 295

bodegagerardoviteri@hotmail.com

Un crianza de Cune, con cuna

“El primer vino que se produjo en la Compañía fue nombrado bajo sus iniciales. Un simple, feliz error ortográfico entre la U y la V creó la icónica marca Cune. Inicialmente este vino se elaboraba al estilo de los “claret” del Medoc Bordelés. Este vino evolucionó hasta convertirse en el “Crianza”, conocido antes como “Tercer Año”

Cune Crianza se produce todos los años desde que existe la Compañía.

Los viñedos para Cune Crianza están situados en la Rioja Alta, cercanos a CVNE lo que facilita que la uva llegue intacta a bodega para ser elaborada en las mejores condiciones. Aproximadamente la mitad son viñedos propios situados en Haro y pueblos cercanos y el resto de la uva se compra a viticultores de la zona. Durante generaciones hemos contado con estos proveedores para la elaboración del Cune crianza y cada año realizamos un seguimiento y asesoramiento a los mismos desde el equipo técnico de CVNE.

Fermentación en depósito de acero inoxidable de 20.000 kilos a temperatura controlada entre 25 y 27ºC, con el fin de preservar la fruta que caracteriza a este vino. Se realizan remontados diarios y dos delestages durante la maceración. Tras un encubado de unos  12 días, separamos la prensa y la fermentación maloláctica tiene lugar en depósito. Posteriormente el vino es criado en barricas de roble americano durante un año, período en el que adquiere el equilibrio aromático que le caracteriza, al igual que su finura y expresión global.

La elección de este vino ha sido puramente sentimental, tuve la suerte de corretear de pequeño por el gran patio, que actúa como centro neurálgico de CVNE, rodeado de sus singulares edificios de piedra, ya que mi tío trabajaba y vivía en la bodega. Este vino ha estado muy ligado a todas nuestras celebraciones familiares. Ahora mi tío ya no está entre nosotros, así que esta entrada va dedicada a él.

Ficha

La bodega: Bodegas C.V.N.E

Marca: Cune Crianza

D.O.: Rioja

Tipo: Tinto Crianza

Añada: 2018

Grado: 13.5% vol.

Variedad: 85% Tempranillo y 15% Garnacha tinta y Mazuelo

Tipo de botella: Bordelesa

Elaboración/Crianza: 12 meses en barrica usadas de roble americano

Temperatura de servicio: 16 – 18ºC

P.V.P.: 6,45 € aprox.

Presentación

El Cune crianza 2018 se nos presenta en una botella Bordelesa, con etiqueta más bien clásica, donde aparece en grande el nombre de la bodega, el tipo del vino y la añada. Aparece también un poco de texto indicando cuando y donde se fundó la bodega y también podemos ver el escudo de la bodega.

En la contraetiqueta nos da más información del vino, con que uva se ha elaborado, grados, crianza.

El corcho, es un corcho natural, no es muy largo, de 44 mm, pero se le ve que es de calidad. Tiene grabado el escudo de C.V.N.E

Cata descriptiva

Fase visual

Tiene un color granate intenso, de capa media alta y aún conserva algún tono azul. Pero predominan los tonos teja.

En cuanto al brillo, se ve un vino brillante muy limpio, con muy buena presencia.

Fase olfativa

En nariz predominan las frutas rojas, fresas, frambuesas y también se nota algún toque a vainilla, que procede de su estancia de 12 meses en barrica de roble americano.

Fase gustativa

Tanto la entrada en boca como su paso por el paladar es suave, con un tanino agradable y una ligera acidez, que hace de él un vino fresco que apetece seguir bebiendo.

Conclusión

Cune crianza 2018, 85% Tempranillo y 15% Garnacha tinta y Mazuelo, es un vino de entrada ligera, muy equilibrado, hablaríamos de un vino redondo, con aromas a frutos rojos y un toque a vainilla de su crianza de 12 meses en barrica usadas de roble americano. De trago placentero, que apetece seguir bebiendo ideal para disfrutar de tapeo con amigos o de una buena comida mediterránea.

 

 Y como decía Louis Pasteur: “Hay más filosofía y sabiduría en una botella de vino, que en todos los libros.”

Deseando de veros a todos en la próxima cata.

Formulario

Os dejo el siguiente formulario para cualquier duda o consulta que nos queráis hacer.

VINO VOBISCUM 2019

Denominación : Rioja

 

Variedad de la uva: 100% Tempranillo

Grado: 14.5ºC

Crianza: 14 meses en barricas nuevas de roble Francés

Corcho: Natural de 49 mm

Viñedos situados en Badarán y Cárdenas

Suelo: Arcillo calcáreo- arcillo ferroso

Precio botella: 31.75

Bodega: David Moreno

Notas de cata

Color: Tiene un color granate bonito con el ribete brillante e intenso

En nariz.:Tiene un aroma de frutos del bosque, también huele un poco a madera, es limpio , y muy agradable

En boca: Me parece un vino fresco, generoso, a la vez ligero, muy agradable de degustar, es correcto y su duración de retrogusto es larga.

Cosas a destacar de este vino:

Destaca su estrecha etiqueta por contener las Glosas Emilinianenses, el cual se trata del primer escrito en castellano hallado en la biblioteca de Monasterio de Yuso.

Este Monasterio se encuentra en el pueblo San Millán de la Cogolla, muy cercano a la Bodega de David Moreno, situada en Badarán.

Este vino ha obtenido unos premios: Mundus vini tasting 2018 .Medalla de oro Vobiscum 2014

Tim Atkin tasting 2018 . 91 puntos Vobiscum 2014

Trasera de botella

 

Corcho

Cata de Rosados de Cigales, Aragón Navarra y Rioja

Tras las vacaciones navideñas y habiendo olvidado al maldito 2020, los alumnos de 2º de vitivinicultura nocturno nos enfrentamos al 2021 con ganas en lo que a catas se refiere.

La cata transcurrió de manera normal, tan sólo que el interlocutor quiso dar una cariz diferente a la presentación; ésta iba específicamente a tratar temas únicamente de los rosados de esas zonas (con excepción de Cigales, que tuvo un trato especial) puesto que anteriores oradores ya habían expuesto acerca de las características de todas las DO que participaban en esa cata.

Por ese motivo, nuestro interlocutor no se quiso enrollar mucho con temas de viticultores y de superficie de plantación, etc etc… Tan sólo ensalzo los vinos rosados de cada una de las regiones (en algunas tenían más protagonismo que en otras), hablando sobre sus métodos de elaboración, las cantidades de uva tinta y blanca usadas, cuál era la variedad mayoritaria en la elaboración de rosados y muchas otras cosas.

Cabe destacar que la presentación no acabó ahí, porque incluyó un apartado dentro de la cata que no dejó a ninguno de los asistentes decepcionado con la presentación, ni con la consiguiente degustación de vinos que la sucedía.

Así es, como guinda del pastel nos incluyó una escueta y básica, pero esclarecedora presentación sobre el maridaje de vinos y, si eso no había sido suficiente, nos programó una pequeña cata maridada con los tres vinos que entre él mismo y nuestro profesor Luis Galdámez habían seleccionado fuera del concurso de catas habitual y considerado adecuados para este fin.

Sin más dilación los resultados del concurso de catas fueron los siguientes:

Vino Puntuación Descripción
1 – SINFO (Cigales) 2º 42 puntos Espeso, potente, aroma frutal, entrada agradable
2- Señorío de Hueda (Rioja) 4º 23 puntos Piel cebolla (clarete), aroma a lías, mucha acidez
3 – ENATE (Somontano) 5º 19 puntos Salmón, fruta madura en nariz, entrada dulce, no es muy largo
4 – Valenciso Rosado (Rioja) 3º 38 puntos Piel cebolla-salmón, aroma a lías y fruta madura, buena persistencia
5 – Gran Feudo (Navarra) 1º 43 puntos Cereza, grosella, aromas a frutos rojos, persistente, acidez agradable, ligero amargor
Los catadores se decantaron por el Navarra, me permito decir que sus rosados no tienen parangón.

Tras el concurso de catas se efectuó una segunda presentación acerca de nociones sobre maridaje y se procedió seguidamente a realizar la cata maridada. He aquí las conclusiones acerca de ella:

 

Vino Nota de maridaje Carne blanca (Cabezada de lomo) Queso Curado (Manchego de Oveja) Queso Semi (Camerano de Cabra)
Príncipe de Viana (Navarra) Combina   Combina
LAUS (Somontano) Combina Combina  
Peñascal Rosado Combina    
El Vino que más sorprendió, tanto fuera, como dentro del maridado fue el Príncipe de Viana (Esta claro que los Navarra juegan en otra liga superior)

Como anotación de esta segunda cata he de comentar que a todos los asistentes les sorprendió el maridaje del Príncipe de Viana Rosado sobre todo con el queso curado, ya que modificaba a mejor los sabores de ambos ( en el vino denotaba más sabores dulces y afrutados, y en el queso realzaba su sabor), pero también realzaba a los otros dos.

En conclusión, para todos los escépticos que creáis que una sola cuñita de queso no va a cambiar para nada el gusto de un buen vino, echad un ojo a esta publicación y cambiareis de idea.

Para terminar voy a adjuntar la presentación de esta cata para que todo el que quiera pueda echarle un vistazo en futuros próximos.

Un Saludo a los Cataadictos.