Los Vinos de la Movida.

Como es habitual todos los años, empujo a mis muchachos a rebuscar u olisquear por mueble-bares, desvanes, almacenes y sótanos de sus casas en busca de botellas extraviadas, malqueridas y olvidadas.

En este afán, conseguimos hacernos con un número suficiente de botellas de los años 70 y 80 de la DO Rioja, principalmente de bodegas prestigiosas ya en esa época y alguna que otra anecdótica.

Los vinos son catados en 2 tandas, una de la década de los 70 y otra de la década de los 80. En esta cata pretenderemos decidir el ganador en cada una de las décadas, así como el vino ganador la cata.

Habrá de tenerse en cuenta la relatividad que tienen siempre este tipo de catas, dado que los diferentes vinos han podido ser conservados en muy diferentes condiciones, lo cual evidentemente tendrá un peso definitivo en su valoración.

Los 80

Montereal – Bodegas Riojanas – Reserva 1986.

Turbio y bastante evolucionado, aromas a humedad, tierra, champiñonera, que se intensifican al agitar. También marroquinería y cuero fresco natural.

En boca, mantiene acidez, fluido, marca el tanino, con recuerdos metálicos y terrosos. Taninos dulzones. No se abre a la nariz con la espera.

 

 

 

 

 

Beronía – Bodegas Beronia – Reserva 1985.

No presenta poso y con bastante brillo.

Aroma complejo, especiado, café y torrefactos, con toques de alcanfor. Al agitarlo se homogeiniza y desaparecen los toques extraños.

En boca, se mantiene entero, con acidez, muy sabroso y largo en la boca, deja recuerdos de su acidez con un ligero amargor.

 

 

 

 

 

Lander – Bodegas Lan – Reserva 1983

Presenta un poso muy ligero, manteniendo bastante brillo.

Aromas de café y torrefactos, también de madurez, guirlache, con una muy buena evolución de la madera. En una segunda vuelta, denota también un poco de acidez volátil.

En boca, muy intenso en su entrada, aunque menos largo que los anteriores, con un final de boca ácido-amargo.

 

 

 

 

Los 70

Montereal – Bodegas Riojanas – Crianza 1972.

El vino resulta ligero, con aromas a champiñón, berza, coliflor; incluso aromas aliáceos al agitar.

Dulzón, poco ácido, con final de boca largo y bastante amargo.

Viña Pomal – Bodegas Bilbainas – Crianza 1971

Color escaso, bastante turbio y con posos, muy evolucionado.

Escaso aroma en nariz, con toques de aguamiel. Al agitarlo se muestra más intenso y aparecen recuerdos de caramelo de café con leche y a humedad de riachuelo.

En boca, poco cuerpo, con un dulzón amoscatelado y algo metálico. Final de boca un tanto extraño.

 

 

 

 

 

Carta de Plata – Bodegas Berberana – 1970

Es el vino que mantiene más rojos de toda la cata, con bastante capa y brillo.

Aroma muy intenso, dulzón con bastantes torrefactos. Luego tras copa parada largo tiempo, aparece también algo sucio.

Equilibrado y largo en boca, con persistente final dulce muy consistente.

 

 

 

 

 

Resultados de la cata:

Ptos. Ptos.
Marca Bodega Tipo Añada % Vol. Población Añada Totales
Monte Real Bodegas Riojanas R 1986 12,5 Cenicero 10 26
Beronia Bodegas Beronia R 1985 12,5 Ollauri 19 44
Lander Bodegas Lan R 1983 12,5 Fuenmayor 19 42
Monte Real Bodegas Riojanas C 1972 ¿? Cenicero 11 14
Viña Pomal Bodegas Bilbainas C 1971 ¿? Haro 13 15
Carta de Plata Bodegas Berberana C 1970 ¿? Ollauri 21 48

Así que el resultado, nos arroja como ganador indiscutible de la cata al más viejo de todos ellos “Berberana Carta de Plata Crianza de 1970” que gano tanto en su categoría (años 70), como en el tanteo global. Respecto a las añadas de los 80, nos aparece como ganador de la categoría el “Beronia Reserva de 1985”.

Dado que ambos vinos son de la misma localidad, no resta mas que felicitarla por sus caldos. ¡¡¡ Aupa Ollauri !!!

Finalmente probamos algún otro vino, más antiguos y anecdóticos si cabe que no se introdujeron en la cata, por no ser comparables con el resto.

Marca Bodega Tipo Añada % Vol. Población
Sander Granja nedi G 1954  ¿? Arenzana de Abajo
AGE AGE GR 1959 ¿? Fuenmayor

Un vino sin crianza conmemorativo de la inaguración de la empresa GRANJA NEDI en el año 1954 que se encontraba en bastante buen estado y un Gran Reserva de AGE de 1959, que lamentablemente tenía bastante rezume. Sin duda, las botellas mas antiguas que hemos descorchado en esta sala, donde el record lo tenía un vino de 1964.

Aquellos 90

Volvemos a las andadas, revolviendo sotanos, bodegas y desvanes en busca de viejas botellas de vino. En esta ocasión tratamos de buscar botellas de Rioja de los años 90 y como no, lo conseguimos.

Una cata comprometida y arriesgada por mi parte, dado que enfrentaba a 3 vinos elaborados por mi (2 en serio y uno de chirigota) con tres pesos pesados de la enología Riojana. Con 2 cojones, de valientes están los cementerios llenos.

20150605_202601

Vino 1) Marqués de Carrión Crianza 1998de Bodegas Marqués de Carrión (JGC).
Uno de mis vinos, que se sirvió en primer lugar por ser el más joven de la cuadrilla. Resulto con aromas a cuero con recuerdos de acidez volátil, maderas resinosas y anís. En boca cuerpo, sabroso y con alta acidez.

Vino 2) Casa Tejada 1995 de Sociedad de Pescadores de Secano.
Un vino trampa, elaborado con mi cuadrilla con métodos prehistóricos y a base de la racima que quedo en las viñas de Ausejo en 1995. Como se podía esperar de el, con poca capa y mucho brillo (que achaco a la acidez de la racima). Intenso, dulzón, membrillos. Algo sucio con chispas y polvora. En boca salado con poco cuerpo y acidez descompensada.

Vino 3) Marqués de Carrión Reserva 19995 de Bodegas Marqués de Carrión (JGC).
El tercero de mis vinos. Presento tonalidad elevada y aromas a lácteos, mantequilla, café y palomitas, algo picante. En boca mucho cuerpo astringencia, muy entero.

Vino 4) Marqués de Riscal Reserva 1994 de Bodegas Marqués de Riscal.
Con mucha capa y pasado en tonalidad. Aromás muy oxidados, ajerezado. Balsámicos, mentolados y alcanfor. Completo en boca, muy largo. Sensaciones de acidez, alcohol y cuerpo y tanino dulzón.

Vino 5) Igay Crianza 1995 de Bodegas Marqués de Murrieta.
Color caido. En nariz obscuro, sucio y muy reducido. Dulzón en boca perdura un roble muy suave.

Vino 6) Montereal Gran Reserva 1994  de Bodegas CVNE.
Mucha capa, alta tonalidad y mucho brillo. acusa reducción, con armas balsámicos, café y pimientos asados, algo picante. Con cuerpo, dulzón, especiado, complejo y muy largo. Deja muy buena impresión.

Como era esperable, todos estaban bastante evolucionados en color.

20150605_202622

Como es costumbre, los vinos se sirvieron ocultos y no fueron mostrados hasta finalizar la cata y las pertinentes votaciones.

Estos fueron los resultados:

aquellos 90

Bueno, unos resultados que me dejaron altamente satisfecho con mis 2 vinos en 2º y 3º puesto, por detrás de un Monterreal de CVNE y por delante de un IGAY y un Marqués de Riscal.

Mi pobre vino, elaborado con mis queridos amigos de la SOCIEDAD DE PESCADORES DE SECANO, como se podía esperar, se quedo el último; aunque para mi siempre será el mejor por las increíbles meriendas e inolvidables momentos que pasamos elaborándolo toda la cuadrilla.