El jardín de la Emperatriz – Rioja Crianza 2017

El Jardín de la Emperatriz – 2017

Con el objetivo de intentar buscar diferentes tipos de vino, sin salirnos de la DOC Rioja, hoy catamos este crianza de 2017, El Jardín de La Emperatriz, de Bodegas Finca La Emperatriz.

En primer lugar llama la atención la gran calidad del vidrio de la botella, pesada y personalizada en la parte superior con el logotipo de la bodega, que de manera inconsciente, y aun sin haber probado todavía el vino, nos induce hacia un vino de gama media-alta.

En su contra etiqueta, vemos que se han utilizado una multitud de variedades, entre las que predomina el tempranillo (90% tempranillo, 5% garnacha, 2% graciano, 2% viura y 1% maturana tinta) sí, incluso en una proporción menor tenemos una variedad blanca, la viura.

Tras servirlo en la copa, a la vista, es un vino oscuro y cerrado.

En nariz podemos denotar toques potentes chocolate puro, toques especiados, crianza en roble, fruta roja…

(más…)

Cata del vino “Legado de Viteri”

https://www.bodegasderioja.com/es/bodega/gerardo-viteri/

Bajo el árbol de navidad de éste año, una de las cosas con las que me encontré fue con un pack de botellas de ésta bodega que por la presentación y el contenido, despertó mi curiosidad, por lo que he decidido iniciar mi aventura como bloguero del vino, qué presuntuoso suena, con una de las botellas. Concretamente el crianza. Por lo que pediré disculpas de antemano por si mis sentidos no están a la altura y tiene que leer esto alguien con más experiencia, o con experiencia a secas que también haya probado éste vino jejeje.

Espero no perderme por el camino durante la realización de la tarea y terminar parafraseando a un tal Roberto Verino, que dijo aquello de “Un vino es ideal cuando uno lamenta haber acabado la botella.” Así que allá vamos!

Me dispongo a llevar a cabo el análisis sensorial u organoléptico del vino tinto crianza “Legado de Viteri”. Vino de denominación de origen calificada Rioja. Esta pequeña bodega familiar es dirigida por Gerardo y Aurora con la ayuda de sus hijos, todos ellos responsables del buen hacer de su producto. Esta pequeña bodega que, aunque localizada en Rioja Alavesa (Assa/Lanciego), tiene la mayoría de sus 35 hectáreas de viñedo al otro lado del Ebro, en el meandro de El Cortijo (Logroño). Viterico (gama joven) y Legado de Viteri (crianza y reserva) son sus vinos insignia. Se nota que al ser una bodega pequeña, invierten tiempo en pulir pequeños detalles, desde el viñedo hasta la distribución de sus vinos, con lo que seguro que la cata va a ser un viaje interesante por los sentidos.

Tipo: Tinto, crianza 2018

Calificación: D.O.C Rioja

Nota global (del 0 al 10): Le pondré un 8,5.

Notas: nos encontramos ante un vino redondo sin aristas. La botella es la clásica bordelesa y al descorcharlo apreciamos que el corcho es colmatado. La etiqueta es sencilla, cualidad que le confiere elegancia a la botella y en la contraetiqueta tenemos una breve descripción del buen hacer que hay detrás de éstos vinos. Podemos adquirirlo por 3,5 euros que, pese al precio, considero que estamos ante un vino cuya relación calidad precio es excelente.

  • Fase visual: presenta una capa media-alta con tonos rojos que se van volviendo menos intensos en el borde de la copa, y van adquiriendo una tonalidad más anaranjada. No se perciben azules y presenta buen brillo y con una limpidez correcta.

  • Fase olfativa: a copa parada, nos encontramos con que tiene bastante tipicidad, confirmando que es un crianza de Rioja Alavesa. Es ligeramente intenso, se notan toques de fruta madura y especias. Al agitarlo nos llegan aromas a frutas maduras negras, como la mora negra, no hay sensación de reducción por ningún lado y se aprecia un ligero toque floral y a regaliz.

  • Fase gustativa: un vino muy completo y equilibrado entre la potencia alcohólica y la acidez. Siendo un vino cálido, el recuerdo final es algo fresco, ligeramente denso, característica que equilibra la corpulencia, la acidez y el carácter alcohólico con un recuerdo final casi amargo. Podríamos hablar de tanino dulce y maduro, ya que es poco verde y agradable. Es ligero a la entrada en boca e inmediatamente después aparece la sensación caliente y ligeramente ácida que perdura después en el tiempo. Es un vino bastante bien compensado y de trago largo.

Conclusión: me ha parecido un vino fácil de beber, fresco, bastante bien equilibrado y cuya relación calidad precio es más que decente, confirmando que no siempre hay que dejarse la cartera para dar con productos de calidad. Y bueno, os preguntareis si me estoy lamentando por el hecho de haberme terminado o no la botella :). Dejaré que uséis libremente la imaginación mientras disfrutáis de un feliz final de semana.

Ctra. Laguardia, Km 7 01308 Assa – Lanciego. Álava

Tel: 652 195 295

bodegagerardoviteri@hotmail.com

Beronia Crianza 2018

https://www.beronia.com/es-es/vinos/indiscutibles/crianza

Es un vino de Bodegas Beronia (Ollauri – La Rioja) de la Denominación de Origen Calificada Rioja.

Es un vino monovarietal de tempranillo, una variedad típica en La Rioja.

Al llegar a la bodega las uvas se someten a una maceración prefermentativa en frío varios días. Después de la fermentación el vino es criado durante 12 meses en barricas mixtas con duelas de roble americano y fondos de roble francés y 3 meses en botella.

PARÁMEROS ANALÍTICOS:

Grado alcohólico: 13,5

Acidez total: 5,35

Acidez volátil: 0,60

Azúcares reductores: 1,5 g/l

pH: 3,58

NOTAS DE CATA

FASE VISUAL           

Capa media – alta, bien cubierto

Tono: Rojos picota claro, sin amarillos ni azules

Brillo: Limpio y brillante

FASE OLFATIVA        

Copa parada: Intensidad aromática alta. Aromas a frutas rojas (fresa, frambuesa) y un toque a especias

Copa agitada: Se intensifican los aromas frutales. Aparecen toques a vainilla y cacao

FASE GUSTATIVA      

Impresión incial: sensación equilibrada.  Vino con cuerpo.

A media boca tiene una carga frutal importante, goloso.

A final de boca tiene poca astringencia

Tiene un retrogusto largo, persistente

OPINIÓN

Es un vino barato, de “supermecado” que no llega a 7€ la botella. Ese precio se puede adivinar en detalles como la botella bordelesa y el corcho corto de aglomerado, sin embargo la relación satisfacción/precio para mí es alta.

Probando nuestros vinos. Tintos con madera.

PRELUDIO

En esta ocasión decidimos hacer una cata con vinos relacionados con nuestros propios alumnos, todos ellos tintos y con la madera como hilo conductor, además para abrir boca comenzamos degustando un vino blanco aportado por Mari José, el cual tenía especial en que probásemos ya que interviene en su proyecto familiar. Y así hicimos:

 

ZABDI TXAKOLI – HONDARRIBI ZURI

Añada: 2020 / 12,5 % vol.

Región: Getaria

Bodega:  Zabdi wines, D.O. Getariako Txakolina.

Se trata de un txakoli de una viña conducida en parral, orientada al norte en “primera línea de playa” desde donde se ve el famoso ratón de Getaria. Fuerte pendiente casi al límite de la mecanización lo cual evita el encharcamiento que sería de esperar con más de 1500 litros anuales de precipitación. Para evitar erosión cuenta con una cubierta vegetal en la ladera que desemboca en el mar cantábrico con vistas al ratón de Getaria.

Elaboración: Vendimia manual en cajas, despalillado y posterior estrujado. Fermentación alcohólica controlada a baja temperatura en inoxidable siempre lleno de 1.500 litros con control exhaustivo de temperatura 15-17 grados.

Presentación: muy cuidada en botella bordelesa, con cápsula genérica y etiqueta con relieve de temática marinera (rosa de los vientos). Contra traducida a tres idiomas; ingles, euskera y español.

Fase visual: tono pajizo claro, con ligero toque rosado, sin burbuja, brillante y limpio.

Fase olfativa: aroma de intensidad media, levadura, pelín oxidación, cítricos, membrillo, cascara de avellana. Resulta más serio que los Txakolis actuales.

Fase gustativa: en boca rápida sensación dulce que deja paso a elevada acidez un tanto metálica, con cuerpo (buen trabajo con lías), toques a almendra amarga, manzana verde. Final de boca levemente amargo con recuerdo salado. A algunos les recuerda vinos tipo manzanilla.

Algunos compañeros norteños, más avezados en txakolis, coinciden en pensar que recuerda al txakoli clásico, de hace 15 años, antes de la generalización de levaduras secas activas, que inducen floralidad en cualquier blanco.

 

CATA COMPARATIVA TINTOS CON MADERA

Ahora vamos por la cata comparativa, vamos a catar 6 vinos tintos con distintas estancias en madera de añadas similares, salvo uno notablemente más viejo, pertenecen también a distintas denominaciones (Rioja, Toro, Castellón, Aleya) e intervienen distintas variedades de uva (Tempranillo, Sirath, Merlot).

La cata se realizó en 4 turnos, con las botellas ocultas y desconociendo los catadores el vino a catar. Evidentemente, al ser vinos elaborados o relacionados con los catadores, teníamos toda la información sobre ellos, si bien esta se reveló al final de la cata.

 

VINO 1: BONS VEINS – MERLOT

Añada y datos técnicos:  13,5 % vol.

Región: Caroler. DO ALELLA

 

Se trata de un vino elaborado por el alumno Paul Arnau, en su bodega garaje de Caroler, se trata de su primer vino pasado por barrica y el nos cuenta el proceso ejecutado.

“El campo se encuentra a escasos 4 km del mar, y está a una altitud de 200m, sobre su nivel. La plantación se hizo después de aplanar el terreno, escarbando directamente la roca madre, hace unos 20 años. Esto produce un desequilibrio de suelos; muy pobre y rocoso en el lado escarbado y más rico y profundo en el otro lado y a ambos lados del desagüe. La tierra es de “sauló”, granito descompuesto ligeramente ácido. Es un suelo arenoso o franco arenoso, de alta porosidad, aireado y de color claro, con buen drenaje y permeabilidad, con niveles bajos de materia orgánica, y poca capacidad de retención de agua y nutrientes, así como buena capacidad de retención de la irradiación solar.”

Elaboración:

“La uva, de gano pequeño y de buena madurez, aunque desequilibrada en algunos rincones del campo, se vendimió a mano, en cajas de 15-20 kg. La uva, una vez transportada a la bodega, situada al lado del campo, la despalillamos y fermentamos en acero inoxidable con LSA, sin acidificar. La fermentación tubo un control de temperatura rupestre, un poco descontrolado (llegando a 30 grados, o más) y se trabajó el sombrero con bazuqueo manual, una o dos veces por día. Se prensó ligeramente con prensa vertical manual e hizo maloláctica en depósitos de inoxidable. Medio año más tarde, pasó 6 meses en barrica de roble francés azuelada y finalmente 5 meses en botella, donde entró con un ligero filtrado de desbastado, sin clarificar. A nivel analítico, tiene un pH de 3,5 con acidez total tartárica de 6,4 y un IPT de 75”.

Presentación: botella bordelesa con etiqueta muy artística.

Fase visual: capa muy alta, brillo mateado no clarificar, el color es granate con toques violáceos altos.

Fase olfativa: Intensidad media, destacan aromas herbáceos, algún recuerdo a pimiento verde (pirazina), no fruta, regaliz, esmalte de uñas.

Fase gustativa: Nada dulce, mucho cuerpo, acidez marcada, amargor, toques verdes, muy largo en boca, con final caféico, seco, con taninos viejos dulzones.

Es un vino algo difícil, la acidez no está integrada y el amargor recuerda fruta no muy madura, tal vez sobre-extraída. Pensamos que necesita mas botella.

 

ViNO 2: GALAR RUIZ – TEMPRANILLO

Añada y datos técnicos:  2019 / 14% vol.

Región: DO RIOJA,

Bodega: D´GALAR RUIZ. Viñedo situado a 700 metros de altitud

Aportado por el alumno Victor Rubio, el cuenta su elaboración: “El vino procede de un viñedo situado a 700 metros de altitud en Cripán (Rioja Alavesa), perteneciente a su bodega familiar. La elaboración se hizo en 2019 con maloláctica en barrica, crianza posterior 8 meses también en barrica nueva de roble americano y embotellado en enero 2021 (hace 2 meses)”.

Presentación: botella borgoñesa con etiqueta negra y marca en dorado.

Fase visual: Capa media-alta, brillante, color rojo con matices violáceos.

Fase olfativa: Intensidad aromática media. Frutos rojos maduros, toques lácticos, canela y especias, destacando sobre el resto la madera; aromas a vainilla y coco característicos del roble americano.

Fase gustativa: Boca bastante equilibrada, con cuerpo. Sensaciones de fruta roja y largo final astringente, si bien denota madera nueva de calidad.

Como ya me había advertido Víctor, a este vino le falta claramente envejecimiento en botella, para que terminen de polimerizar los taninos y conseguir redondearlo, afinarlo. Un gran vino por terminar. Probarlo dentro de un año.

 

VINO 3: BANASTERO – TINTA TORO (3 MESES ROBLE)

 Añada y datos técnicos:  2018 / 13,5 % vol.

Región: TORO

Bodega:  Zabdi wines

Enólogo: Javier Marquínez, consultor enológico.

Aportado por Mari José Pérez, nos cuenta su elaboración: “La vendimia es manual en cajas y banastas, solo se despalilla la uva y posteriormente pasa por mesa de selección. Se descarga al depósito de acero inoxidable sin utilizar bomba de ningún tipo donde arranca la FOH y de ahí mediante bomba peristáltica pasa a barrica nueva de roble francés o mixta donde permanece durante 3 meses y realiza a su vez la fermentación maloláctica”.

Presentación: botella bordelesa, tapón de corcho natural y capsula genérica de color negro. La etiqueta está especialmente cuidada con relieve en cobre simulando el trenzado de la banasta que evoca el nombre del vino. Como complemento, sello bajo la etiqueta con el logo de la empresa. La contra describe la historia del vino y la viña de la cual procede.

Fase visual: Capa media-baja de color granate, con ribetes violáceos y brillante

Fase olfativa: Intensidad media-baja. Muy aromático,  con frutos rojos tipo frambuesa, también balsámicos, regaliz y un fondo especiado de madera, con un poco de pimienta negra.

Fase gustativa: En boca tiene cuerpo y frescura (acidez) con recuerdos minerales (tipo chispas de piedra) ,torrefactos y tanino maduro, con un final largo y leve astringencia.

Sorprende el trabajo realizado con la Tinta de Toro. Es un vino fresco, fácil de beber, muy equilibrado, que invita a repetir.

 

VINO 4: EL VIENTO SOBRE LA PIEL – SYRAH

Añada y datos técnicos:  2019 / 13,5 % vol.

Región: IGP CASTELLÓ.

Bodega: El plano del Águila, S.L.U.; cooperativa VIVER.

Elaboración: Aportada por la alumna Nuria Navarrete, sabemos que el viñedo esta ubicado a  670 metros de altitud, recolección manual, fermentación alcohólica a 22º y paso por barrica de roble francés 4 meses.

Presentación: Se presenta como un vino de parcela con el hastag vino de autor, etiqueta-contra unida, muy minimalista de color blanco y con la palabra “viento” en color rojo. Botella borgoñesa con tapón de corcho natural.

 

Fase visual: color rojo-granate con capa media, sin violáceos, limpio con brillo medio.

Fase olfativa: Intensidad aromática media y muy agradable la primera impresión. fresas, caramelo, con recuerdos a violeta, lila, característicos de la variedad. Agitando, más intenso, con toques a alcohol y tostados de la barrica y polvos talco.

Fase gustativa: En boca la acidez pasa desapercibida, caliente y dulzón, con mucho cuerpo, todo un vinazo. En boca es de largura media, fin de boca intenso con  buena madera y recuerdos a café y chocolate amargo.

Resulta un buen vino, con muchos matices, caramelo de violeta y muy buen final de boca. Echo a faltar algo mas de acidez.

 

VINO 5: BANASTERO – TINTA TORO (CRIANZA)

Añada: 2018 / 14,5 % vol.

Región: TORO

Bodega:  Zabdi wines

Enólogo: Javier Marquínez, consultor enológico.

Presentado nuevamente por Mari José

Elaboración: “Inicio de fermentación alcohólica en inoxidable y finalización en barrica, realizándose la fermentación malo láctica también en barrica. 12 meses en Barrica de roble francés”.

Presentación:  “La etiqueta es una modificación del Banastero 2019 donde aparece la misma como “descubierta” sobre un papel blanco rasgado simulando el envejecimiento del vino que pasa a ser un crianza. Botella, corcho, cápsula, sello y contra igual que el vino 3”.

Fase visual: Capa media-alta, brillante y limpio. Sorprende el color violáceo a pesar de su tiempo en barrica. De lagrima ligera y untuosa.

Fase olfativa: Intensidad alta, muy aromático, frutas maduras, moras negras, compota, higos. También ahumados, tabaco y torrefactos.

Fase gustativa:  Boca compleja, equilibrado en calor y acidez, maduro y con cuerpo resulta redondo y nada astringente. Poderoso, muy especiado. Largo en boca con recuerdos a regaliz y retrogusto a nuez.

Es un vino redondo, goloso y complejo (tanto en nariz como en boca) destacando la armonía de sus matices.

 

VINO 6: GLAREA – TEMPRANILLO

 Añada: 2006 / 14 % vol

Región: Rioja.

Bodega: Viñedos y Bodegas Glarea S.C.

En este caso, la presentación la realiza su titular, el alumno Chema Martínez Glera:

Elaboración: Su proceso me resulta familiar, ya que dirigí yo su elaboración, dado que Chema y yo colaborábamos por aquellos tiempos en aventuras comunes. Fermentación alcohólica en depósito, 14 meses de crianza en barrica de roble francés y americano y 16 meses en botella previos a su salida a mercado, ahora lleva unos cuantos meses más. Como curiosidad fue estabilizado con mano-proteínas, cuando esta era una técnica incipiente, no existiendo precipitado en la actualidad.

Presentación: La etiqueta es de línea moderna y elegante; color negro con dibujo simulando uvas en rojo e integrado el nombre del vino en gris plata. Botella bordelesa, con capsula personalizada y corcho técnico 1+1 normacorc.

Fase visual: Capa media alta, color granate, tonalidad caida, pero menos de lo que  era de esperar dada la añada (15 años). Por tanto, muy correcto y brillante.

Fase olfativa: Intensidad media-baja. Aromas balsámicos que recuerdan a la menta, bosque y membrillo maduro, ligera oxidación y sin vestigios de fruta fresca.

Fase gustativa: Vino con cuerpo y equilibrado, con acidez y grado. Tanino dulce y agradable, sin amargores ni desequilibrios esperables por su edad. Largo con final de boca ligeramente tánico y dulzón.

Me sorprende gratamente que se conserva muy vivo para su edad y  lo bien que ha aguantado los años.

Como decía un buen amigo mecánico de pueblo, cuando pasaba un avión: “Lo que hacemos los mecánicos”.

 

RESULTADOS DE LA CATA

Como ya comentamos la cata se realizó en 4 turnos de hasta 10 personas, realizándose 2 de ellas a las 12:00 Horas y las otras 2 a las 19:00 Horas en diferentes días. Los vinos se puntuaron de 1 a 6, sin repetir dígito, correspondiendo el 6 al vino mejor apreciado. Veamos ahora los resultados obtenidos.

CATA Nº 1 CATA Nº 2 CATA Nº 3 CATA Nº 4 TOTAL FINAL PUESTO
Nº participantes 10 10 8 7
Hora de realización 12:00 19:00 12:00 19:00
VINO 1: BONS VEINS 19 15 11 8 53
Vino 2: GALAR RUIZ 22 22 22 20 86
VINO 3: BANASTERO – (ROBLE) 46 44 28 21 139
VINO 4: EL VIENTO SOBRE LA PIEL 28 41 29 25 123
VINO 5: BANASTERO – (CRIANZA) 56 55 42 36 189
VINO 6: GLAREA 39 33 40 37 149

Hay que tener en cuenta que este sistema de puntuación es muy adecuado para separar las muestras, pero de la misma forma las puntuaciones no reflejan las distintas calidades de los vinos de forma proporcional.

  • El vino ganador indiscutible es el vino 2. Banastero Crianza, obtiene una puntuación diferenciada y es ganador en 3 de las rondas.
  • El segundo ganador, el Glarea  2006, cautiva también a muchos en todas las catas. Queda victorioso en una cata , segundo en otra, tercero y cuarto. Ocupa como veis diversas posiciones en cada cata.
  • El tercero en la liga, Banastero Roble, es también muy estable, quedando 2 veces el segundo y también tercero y cuarto.
  • Los resultados coinciden con mis puntuaciones, con lo que me confirmo como catador medio y me pongo una insignia.
  • No se encuentra correlación entre los resultados obtenidos y las distintas horas de realización de la cata, como se ha visto en otras ocasiones.
  • En este caso, la correlación aparece entre los distintos días de cata.
  • El día 09-03-21 los resultados son similares por la mañana y por la tarde, gustando primero el vino 5 y segundo el vino 3.
  • El día 16-03-21 los resultados son distintos, gustando principalmente el vino 5 y el vino 6, casi igualados, obtienen puntuaciones similares y ganan una cata cada uno.
  • Me voy al calendario biodinámico del 2021 a ver si encuentro explicación, El día 09-03-21 era día de raíz y de flor y día 16-03-21 era día de fruto y de raíz. La diferencia esta en que el primer día era de FLOR y el segundo de FRUTO.

Veamos en que nos afecta esto según la biodinámica:

  • Día de la raíz: los elementos que gobiernan son de tierra. Propicio para destacar la mineralidad de un vino y su carácter tánico.
  • Día de la flor: la luna está en constelaciones de aire. Las manifestaciones olfativas y gustativas son florales.
  • Día del fruto: la luna está en constelaciones del elemento fuego. El vino consigue más expresión frutal y se realza la adaptación al terroir.

¿SERÁ ESTA LA EXPLICACIÓN DE LOS RESULTADOS OBTENIDOS  o ¿SERÁ OTRA?

Jarrarte 2019

Jarrarte 2019 es uno de los vinos jóvenes que elaboran Abel Mendoza y Maite Fernández en San Vicente de la Sonsierra (La Rioja). La pequeña bodega elabora una amplia gama de vinos, muy artesanales, pasión que les ha llevado a ser reconocidos como unos de los grandes vitivinicultores de la DOCa Rioja a nivel mundial.

Etiqueta: Jarrarte

Vino: Tinto joven. Maceración carbónica

Bodega: Abel Mendoza

Añada: 2019

Variedad: 100% Tempranillo

Ubicación. San Vicente de la Sonsierra.
528 metros de altitud.

Denominación: DOCa Rioja


Nota de cata

Vino muy limpio, brillante, de color rojo picota, con cerco en el que aún se aprecian ligeramente algunos matices cardenalicios y de capa media alta. En nariz oferta una enorme intensidad aromática en la que armonizan perfectamente la fruta roja que transita de su frescura inicial a más madura, caso de cereza, grosellas y moras. En boca irrumpe con un enorme frescor y vida, propia de una maceración carbónica suave. Se muestra goloso, muy suave y caliente por su alto grado alcohólico para un vino del año, con una acidez perfectamente acoplada. Pleno, incluso poderoso, pero no difícil de beber. El retrogusto eleva su enorme potencial en nariz. De recuerdo largo, deja al final tímidas notas propias de una maceración con raspón.


Conclusiones

Vino joven que se pueden encontrar en vinotecas y tiendas especializadas por un precio que ronda los 7-8 euros y que, si bien no es de la añada más reciente, no solo aguanta perfectamente en botella, sino que gana en ella.

Su presentación, además, hace un guiño a lo juventud del vino, con los tonos morados en etiqueta y cápsula, y a la variedad de la uva empelada, Tempranillo, cuya hoja de otoño está también presente. Al descorchar, la presencia de un corcho natural en un vino de año y de consumo rápido ya refleja que estamos ante un producto cuidado.

Con esta añada, Abel Mendoza y Maite Fernández celebran los 30 años del primer Jarrarte maceración carbónica que salió al mercado, en 1989, un año después de crear su bodega.

El vino expresa perfectamente la personalidad, creencia y pasión de Abel y Maite. El vino se hace en el viñedo, con respeto al medio ambiente y con producciones reducidas, muy por debajo de los límites que marca el Consejo Regulador de Rioja.  


Algunas opiniones

“Abel y Maite están detrás de algunos de los vinos más curiosos, escasos y buscados de Rioja. Encarnan a la perfección el concepto borgoñón del viticultor que trabaja con dedicación sus viñas y las traduce en vinos personales fruto de la interpretación de los diferentes terruños”, dice Spanishwinelover.

Tim Atkin, Master of wine y una de las grandes voces en el mundial la consideró Bodega del Año en 2015, cuando hizo su primera clasificación de Rioja por bodegas y vinos que elaboran.


Imágenes

 

“No hay secretos, está todo en la viña”

Abel Mendoza