No soy de esas personas que a nacido entre viñas, ni de pequeña e conocido las duras tareas de la vendimia y toda su elaboración que con lleva la producción del vino. A pesar de ello, mi padre y toda su familia proviene de tierras vinícolas, ellos si pueden decir que se han criado entre viñas. Por falta de trabajo tuvieron que emigrar a comunidades cercanas, gracias a ello nací yo.

Mi abuela por parte de padre de pequeña me explica, cuando iban a vendimiar, a podar los sarmientos, etc. También íbamos a la bodega del pueblo con garrafas de vidrio y las llenábamos de vino, tenían que entregar como un vale para sacarlo.

Creo que en el pueblo e probado el mejor vino hasta ahora, llamado clarete. No me gustan mucho los rosados, pero como no tiene tantas filtraciones, o no sé, es increíble lo que puedes encontrar.

Es un vino con variedad tempranillo, crianza que tiene 12 meses de envejecimiento en barrica con 50% barrica francesa y 50% de barrica americana, con un envejecimiento en botella de 10 meses de afinamiento. En botella te advierten que de debido al proceso de estabilización Enel vino pueden aparecer precipitaciones en la botella.

Fase visual:

Muy agradable con un color a rojo cereza, intenso. Limpio y brillante.

Olfativa:

En nariz muy dulce destacan los aromas a cereza, notas ahumas a madera, frambuesa y algo de vainilla. Un buen equilibrio aromático entre madera y frutos rojos maduros. Es suave y fresco.

 Gustativa:

Buena estructura en boca, destaca el dulzor de fruta roja y vainilla, con un equilibrio correcto y con cuerpo carnoso. Un poco acido a final en boca.

Tras la cata me parece un vino de diario es correcto, de gama media resulta afrutado, suave y fresco. Personalmente e probado el mismo vino en reserva y esta mucho mejor en todo. Es un vino para diario o servir con algún menú de restaurante. Relación calidad precio es aceptable.